Larry avanza hacia el sur de Newfoundland (Terranova) todavía como huracán

Degradada a depresión tropical tras tocar tierra en el noroeste de Florida la pasada noche, Mindy castigaba este jueves con fuertes lluvias el sureste de Georgia y la costa de Carolina del Sur, mientras el huracán Larry seguía avanzando sobre el Atlántico rumbo a Newfoundland (Terranova) (Canadá). EFE/NOAA-NHC

Miami, 10 sep (EFE).- El huracán Larry se aproximaba este viernes a gran velocidad a la costa sur de la isla de Newfoundland (Terranova) (Canadá), donde se esperan fuertes vientos, marejada ciclónica e intensas lluvias, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

A las 08.00 horas de Miami (12.00 GMT), el centro de Larry, quinto huracán de 2021 en el Atlántico, se encontraba a unas 650 millas (1.045 km) al suroeste del cabo Race y se movía a 26 millas por hora (43 km/h) en dirección al nornoreste.

Se espera que el huracán gire hoy hacia el noreste a la vez que su velocidad de traslación se acelera y que deje atrás el sureste de Nueva Escocia (Canadá) para desplazarse sobre el sur de Terranova esta noche.

Larry, que llegó a tener categoría 3 de un total de 5, presentaba hoy vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 km/h), correspondientes a categoría 1.

Los vientos huracanados de Larry alcanzan una distancia de hasta 90 millas (150 km) desde su centro y los más débiles, propios tormenta tropical, hasta 240 millas (390 km).

Aunque está debilitándose gradualmente, Larry seguirá siendo huracán hasta después de pasar Terranova y el fin de semana será absorbido por una borrasca de mayor tamaño sobre Groenlandia.

La zona suroriental de Newfoundland desde Arnold’s Cove hasta Jones Harbour está bajo advertencia de paso de huracán y otras franjas costeras cercanas bajo aviso de tormenta tropical.

El mayo peligro de Larry para la costa es la marejada ciclónica que puede producir inundaciones en la costa sur de Newfoundland.

Además de viento y lluvia en la zona, la marejada causada por Larry, con riesgo de resaca y corrientes peligrosas, va a seguir azotando las costas de Bermudas y la costa este de Estados Unidos y de Canadá hasta el sábado por la noche.

Los meteorólogos del NHC están atentos también a una onda tropical sobre la costa oriental de Honduras y parte de la península de Yucatán, que puede convertirse en una tormenta con nombre el fin de semana una vez que se adentre en el Golfo de México.

EFE