Publicidad

Paipa (Colombia), 5 feb (EFE).- “Veo a Nairo disfrutón, feliz y motivado para este Tour Colombia”, asegura tajantemente Pablo Lastras, director del equipo Movistar, que afrontará la ronda colombiana a partir del próximo martes.

“Nairo está feliz, como ya dijo él mismo en la presentación de Movistar el día 21 de diciembre. Ha vuelto a la competición igual que siempre. Está muy delgado, viene muy ambicioso y hay que pedirle incluso a veces que frene. Igual ese ímpetu le lleva a cometer algún error, por esas ganas de agradar. Suele pasar cuando vuelves de una lesión o cuando vuelves de un parón largo, en este caso es de un año sin competir”, explicó Lastras.

No hay duda de la motivación de Nairo para este Tour Colombia. El pasado domingo fue aclamado por sus paisanos de Tunja en la presentación de equipos, y volverá a ponerse el maillot del Movistar en su tierra.

  “Está con muchas ganas para intentar ganar en su país, en su territorio. Irá a disputar. Va a estar muy difícil con equipos como el EF Educarion, con Egan Bernal, y con todos los amigos y rivales colombianos. El objetivo es ganar, incluso hacer un top 3. Ese sería muy buen resultado”.

Según Lastras, Nairo Quintana ha vuelto al equipo después de un año de parón como un ciclista “disfrutón”, lo que proporciona al boyacense estabilidad emocional y profesional.

“Quien no se meta presión no sirve para este deporte”

Foto de archivo del ciclista colombiano Egan Bernal, uno de los favoritos del Tour Colombia 2024. EFE/ Manuel Bruque

  Además, añade, Nairo no se siente presionado por la responsabilidad de volver a asumir funciones de líder: “No se siente demasiado presionado. Es un líder, es un ganador, y, además, el que no se meta presión no sirve para este deporte y él se mete presión. Está preparado”, aseguró.

 El técnico de Movistar tiene claro que las primeras etapas serán para los velocistas, y que será importante el tema de las bonificaciones. “Estará todo muy igualado, pero los primeros días serán para los hombres rápidos”.

  Lastras se refirió también a la posible sorpresa que podría proporcionar la segunda etapa con final en Santa Rosa de Viterbo, “donde hace 4 años hubo una gran batalla con Alaphilippe y Richard Carapaz”.

 El tercer día, aseguró Lastras, “será explosivo”, el cuarto en Zipaquirá, donde vive Egan Bernal, habrá otro esprint, y el quinto es un recorrido nuevo, el Alto del Vino, etapa corta, pero con un puerto de 33 km, casi al 6%, que será decisivo”

Los objetivos del Movistar pasarán por buscar las llegadas al esprint con Gaviria de baza y la general con Nairo, lo que supondrá una planificación exhaustiva de la estrategia a seguir.

“Hará falta mucha comunicación, por eso vendemos la empresa que nos representa, evidentemente, pero ya empezamos a trabajar así el año pasado con Fernando, quien contará en las llegadas con Albert Torres. Luego los demás estarán todos para trabajar en las etapas llanas, como Vinicius Rangel. En la montaña Sergio Samitier e Iván Sosa estarán con Nairo”, explicó.

El ciclista colombiano Nairo Quintana, durante la rueda de prensa de presentación de su regreso al Movistar Team. EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda
Publicidad