Seúl, 12 oct (EFE).- La Bolsa de Seúl retrocedió hoy, con su principal indicador, el Kospi, perdiendo un 1,35 % debido a las ventas de los inversores extranjeros ante la incertidumbre que genera la subida en el precio de los recursos energéticos.

El referencial surcoreano Kospi perdió hoy martes 39,92 puntos hasta situarse en los 2.916,38 enteros, mientras que el índice tecnológico Kosdaq cayó 12,96 puntos o un 1,36 %, hasta quedar en 940,15 unidades.

El Kospi arrancó en rojo y permaneció en terreno negativo toda la jornada, ampliando pérdidas a medida que los operadores foráneos fueron descartando activos.

En total, se deshicieron hoy de títulos por valor de unos 821.000 millones de wones (unos 684 millones de dólares), a lo que se suma el neto de unos 199.000 millones de wones (165 millones de dólares) vendido hoy por los participantes institucionales.

La subida del crudo y el gas natural, que hacen temer que la actual situación de escasez energética en determinadas regiones del globo se prolongue, o los problemas en el suministro de carbón para determinadas industrias en China motivó hoy estas ventas.

El activo con mayor capitalización en Seúl, el gigante tecnológico Samsung Electronics, cayó un 3,5 %, mientras que el segundo mayor fabricante mundial de chips de memoria, SK hynix, perdió un 2,66 %.

En el sector biofarmacéutico, Samsung Biologics avanzó en cambio un 0,48 %, aunque su competidor Celltrion retrocedió un destacable 4,24 %.

El operador del mayor buscador de internet en Corea del Sur, Naver, se dejó un 4,25 %, y la corporación detrás de la aplicación de mensajería más popular a nivel nacional, Kakao, se depreció un 3,4 %.

Por su parte, Hyundai Motor, el mayor fabricante de coches del país asiático, empeoró un 0,24 %.