Publicidad

Nueva York, 19 ene (EFE).- Las ventas del sector minorista de Estados Unidos en la temporada navideña de 2022, que abarca noviembre y diciembre, ascendieron a 936.300 millones de dólares, un 5,3 % más respecto a las del año anterior pero menos de lo esperado, según informó este miércoles la patronal del sector.

La Federación Nacional de Minoristas (NRF, por su sigla en inglés) dijo en un comunicado que esa cifra estuvo por debajo de las previsiones -las más pesimistas eran de 942.600 millones, las más optimistas de 960.400 millones – y lo atribuyó a la inflación a y los altos tipos de interés en el país.

El máximo ejecutivo de la organización, Matthew Shay, señaló la irregularidad de los dos últimos años, ya que debido a la pandemia de covid-19 y a la entrega de cheques de estímulo, muchos estadounidenses gastaron más de lo habitual: las ventas navideñas crecieron un 9,3 % en 2020 y un 13,5 % en 2021.

“El ritmo de gasto fue entrecortado y quizás los consumidores se frenaron más de lo que esperábamos, pero estas cifras muestran que navegaron razonablemente bien un entorno problemático y dominado por la inflación”, indicó su economista jefe, Jack Kleinhenz.

El mayor aumento entre noviembre y diciembre fue en las ventas “online”, del 9,5 % -por debajo de lo esperado, aún así-, seguido por los supermercados (7,8 %) y tiendas generales de productos (3,8 %), mientras que bajaron las ventas de tiendas de electrodomésticos (-5,7 %) y de muebles (-1,1 %).

Las ventas anuales del sector sí cumplieron las expectativas: fueron de 4,9 billones de dólares, un incremento del 7 % interanual, agregó la patronal.

Los cálculos de ventas de la NRF se basan en datos de la Oficina del Censo y excluyen en su cómputo a los restaurantes, las gasolineras y los concesionarios de automóviles.

Publicidad