Publicidad

Riga, 17 ene (EFE).- El Gobierno de Letonia anunció este martes su intención de prorrogar el estado de emergencia en su frontera con Bielorrusia por la tensión en la zona y los “ataques híbridos” en forma de intentos de cruzarla irregularmente por migrantes procedentes sobre todo de Oriente medio y Asia.

El ministro letón de Interior, Māris Kučinskis, afirmó que Letonia no puede convertirse en el “eslabón débil de la cadena” de países fronterizos con Bielorrusia de la Unión Europea y enfrentarse a intentos de cruce de frontera que atribuyó a la iniciativa del régimen del hombre fuerte de ese país, Alexandr Lukashenko.

La prórroga actual de tres meses del estado de emergencia declarado por primera vez en agosto de 2021 vence el 10 de febrero.

El primer ministro, Krišjānis Kariņš, dijo que si el estado de emergencia no se extiende, Letonia no podría repeler a los que cruzan la frontera y tendría que “acoger a todos los que llegan, a todas las personas que Bielorrusia decide enviarnos”.

Kučinskis, cuyo ministerio supervisa la Guardia Fronteriza y los servicios de la policía nacional, también confirmó que se había iniciado una investigación criminal contra dos miembros de una organización no gubernamental que habían viajado a la zona fronteriza para reunirse con cinco personas que cruzaban la frontera, supuestamente desde Siria, y que acamparon en bosques cubiertos de nieve y sufrieron serios problemas médicos.

Hizo hincapié en que la Guardia Fronteriza estaba “operando en condiciones de guerra” y preguntó por qué los que cruzan la frontera habían optado por tratar de resolver sus problemas “en la zona fronteriza verde” (el bosque donde los cruces irregulares son posibles), en lugar de presentar sus solicitudes de asilo en un puesto fronterizo.

Tanto Kučinskis como Kariņš dijeron que el gobierno trabaja para enmendar y aclarar las leyes y reglamentos que establecerían condiciones y procedimientos precisos para las devoluciones en caliente.

Este tipo de acciones que impiden que los posibles solicitantes de asilo crucen una frontera mediante la intimidación o la fuerza son un tema controvertido en la UE y se han justificado en circunstancias muy limitadas.

Un informe elaborado por el Ministerio del Interior y presentado al Gobierno antes de la reunión del martes dice que, “desde el 1 de agosto de 2022, el número de intentos de cruzar ilegalmente la frontera estatal ha aumentado significativamente, es decir, 301 casos de cruce ilegal de la frontera estatal fueron prevenidos en agosto y 1.053 casos en diciembre”.

Desde que se declaró la emergencia por primera vez en agosto de 2021, el informe dice que se han evitado 7.562 intentos de cruzar desde Bielorrusia. El informe no especificó cómo se repelieron estos intentos.

El informe del Ministerio del Interior dice que cualquier nueva regulación para los guardias fronterizos prohibiría las devoluciones de personas que podrían sufrir malos tratos o torturas en el país al que sean devueltas, así como de enfermos.

Publicidad