Nueva York, 8 nov (EFE).- Una coalición de organizaciones latinas mostró este lunes su satisfacción por la aprobación de la ley de infraestructura de la Administración de Joe Biden, al considerar que será benéfica para los hispanos en Estados Unidos al generar empleos bien remunerados en construcción y aportar fondos para la rehabilitación de sus viviendas, créditos tributarios por hijos e inversiones en el medioambiente.

“Invertir en nuestra comunidad es invertir en nuestra nación”, dijo el presidente de la Federación Hispana, Frankie Miranda, organización que convocó la conferencia de prensa que contó con el portavoz de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y la congresista Nydia Velázquez.

Miranda recordó que para el 2050 los latinos serán el 30 % de la población del país, durante una conferencia en la que las organizaciones recordaron que esperan que el proyecto sobre infraestructuras, aún pendiente de ratificación presidencial, ofrezca un trato justo para la comunidad inmigrante.

Schumer destacó que el proyecto bipartito aprobado el pasado viernes, y que según el presidente Biden coloca al país en camino de “ganar la recuperación económica del siglo XXI”, beneficiará también con fondos a Puerto Rico, entre ellos para rehabilitar los edificios de vivienda pública, para la salud y el área ambiental.

La ciudad de Nueva York será el receptor principal de esos fondos para la rehabilitación de edificios de apartamentos de vivienda pública, un sector donde por años se viene denunciando las pésimas condiciones de moho, filtraciones y de seguridad, entre otros problemas. El senador demócrata recordó que un gran número de latinos viven en estos apartamentos.

Entre los beneficios del proyecto destacó la creación de miles de empleos en particular en la construcción de infraestructura, un sector que cuenta con gran número de latinos, así como la inversión que se hará en internet.

También el crédito de 300 dólares por cada niño de cero a seis años y de 250 dólares hasta los 17 años para padres de escasos recursos económicos, y que esperan reduzca la tasa de pobreza.

El proyecto, que Biden espera firmar pronto, también invertirá en la educación preescolar con un programa universal de pre-kinder para niños entre 3 y 4 años.

Sólo el 40 % de los niños latinos asiste a educación preescolar.

En el área de la salud se destacó la inversión de fondos para expandir el programa de MEDICAID, dirigida a personas pobres.

Falta aún por aprobar en el Congreso el proyecto de gasto social, que es parte de este paquete administrativo, y es el que contiene la controvertida propuesta de reforma migratoria sobre la que los propios demócratas no se ponen de acuerdo.

Publicidad