Publicidad

San Juan, 3 nov (EFE).- Residencias destruidas, caída de postres eléctricos y diversas inundaciones en Ciudad de Belice ha sido el saldo provocado en dicho país por el paso del huracán Lisa, informan este jueves medios beliceños.

Lisa, ahora degradada a una tormenta tropical, azotó a Belice en la noche de este miércoles como un huracán categoría 1, con vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 km/h), según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Los vientos de Lisa también lograron virar varias avionetas en el Aeropuerto Internacional Philip Goldson, según fotos publicadas en las redes sociales.

Por su parte, el coordinador de la Organización Nacional de Manejo de Emergencias de Belice (NEMO, en inglés), el retirado coronel Shelton Defour, aseguró además que se han reportado personas desaparecidas en el mar.

Dijo también que esperaba a que el primer ministro del país, John Briceño, diera el visto bueno en las carreteras para trabajos de limpieza.

Ante ello, Defour exhortó a la población a que se mantenga en sus residencias y no caigan en la tentación de salir a la calle y violen el toque de queda impuesto por el Gobierno.

Solo los equipos de emergencia y rescatistas serán permitidos a salir a la calle para realizar sus labores de rescate, si alguno es necesario.

Igualmente, las compañías a cargo del sistema eléctrico y de acueductos podrán estar en las vías reparando cualquier falla en los postes y centros de transmisión, distribución y generación.

Lisa avanza ahora hacia el sureste de México con lluvias fuertes que afectan a una gran área de ese país y Guatemala.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., a las 12.00 GMT Lisa estaba a unas 90 millas (150 km) al este-sureste de Ciudad del Carmen y presentaba vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h).

No hay vigilancias ni avisos costeros en efecto, pero el NHC advirtió que se debe continuar vigilando su avance en América Central, y la Península de Yucatán y el sureste de México.

Lisa se mueve hacia el oeste a cerca de 10 mph (17 km/h) y se espera que este movimiento general continúe mientras el centro de la tormenta pasa por el sureste de México para luego girar hacia el noroeste.

Se espera una disminución en la velocidad de avance el viernes, cuando Lisa se desplace sobre la Bahía de Campeche.

Los vientos máximos sostenidos han disminuido a cerca de 40 mph (65 km/h), con ráfagas más fuertes, y se pronostica que habrá un debilitamiento adicional mientras el centro permanece sobre tierra.

Para esta tarde se espera que Lisa se debilite a una depresión tropical y no se espera que se vuelva a intensificar cuando el centro llegue a la Bahía de Campeche.

Publicidad