Publicidad

Ciudad de México, 8 dic (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este jueves que el sismo de magnitud 5,7 con epicentro en Puebla, estado del centro de México, no ocasionó daños.

“Afortunadamente no hay daños por el sismo”, escribió en su cuenta de X (antes Twitter).

En un principio el Servicio Sismológico Nacional (SMN) había reportado una magnitud de 7,8, pero ajustó más tarde a 5,7.

Ubicó su epicentro en el límite entre los estados mexicanos de Puebla, Guerrero y Morelos, a 16 kilómetros al oeste de la localidad poblana de Chiautla de Tapia.

El Gobernador del estado de Puebla, Sergio Salomón, confirmó previamente que no hubo daños personales y los daños materiales, dijo, ‘son mínimos’.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, también informó que en la capital del país, donde también se activaron las alertas sísmicas, “todos los servicios estaban funcionando con normalidad”.

Además, destacó que hubo un ‘saldo blanco’, tras alertar sobre la activación de las alertas.

Otros estados que percibieron el movimiento fueron Morelos, Puebla y Estado de México, en el centro del país.

Publicidad