Publicidad

Ciudad de México, 22 nov (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó este martes que existan roces con su homólogo argentino, Alberto Fernández, por el proceso de elección del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, participa en la rueda de prensa matutina presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, hoy, en la Ciudad de México (México). EFE/ Isaac Esquivel

“Alberto Fernández es mi amigo, somos compañeros, amigos y estaba invitado (a México) porque se iba a llevar a cabo la reunión de la Alianza del Pacífico y sí, estuvimos viendo lo del BID, pero no hubo acuerdo. Sin embargo, eso no significa ningún distanciamiento, ninguna diferencia”, señaló el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Este domingo, se anunció a Ilan Goldfajn como el primer presidente brasileño del BID para los próximos cinco años, por encima del economista mexicano Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México.

López Obrador calificó de “inaceptable” que, según él, para la elección del BID se haya continuado con la misma política de “predominio de los intereses del Gobierno de Estados Unidos en América”.

“Sale un candidato bendecido por Washington y ese gana. No, ya no, eso no ayuda, además necesitamos un cambio en todo lo que tiene que ver con la cooperación para el desarrollo”, apuntó el mandatario mexicano.

Señaló que la diferencia con el presidente Fernández, quien apoyó a Goldfjan al igual que Washington, fue porque no estuvieron de acuerdo con el candidato para el BID.

“Nosotros tenemos nuestro candidato y ellos tenían su candidato. No puede ser que el candidato propuesto por Brasil y apoyado por Washington sea el que impongan, pero después, ellos (Argentina) llegaron a un arreglo con el candidato que propuso el Gobierno de Brasil y apoyó Washington”, detalló.

El mandatario expresó su esperanza de que esta elección le ayude al pueblo argentino.

“Si les va a ayudar eso, adelante y ojalá que les cumplan, yo ya me he vuelto muy escéptico”, apuntó.

“Yo me equivoco como cualquier otra persona, y que tal que la primera acción del BID, para taparme la boca, sea un apoyo especial a Argentina, entonces ellos me dirían ‘tenga para que aprenda’”, ironizó.

Afirmó que los países de América Latina y el Caribe tienen muchos problemas, especialmente los relacionados con la migración y criticó que organismos como el Fondo Monetario Internacional o el BID no apoyan a países que necesitan financiamiento para el desarrollo “y si lo hacen es nada más algo simbólico”.

“Entonces ya basta de esa simulación”, zanjó.

López Obrador dijo también que Argentina está en unas circunstancias “muy difíciles” y México ha buscado apoyar, pero recalcó que el país sudamericano es el más claro ejemplo de que se imponen los intereses de Estados Unidos.

Para la elección del liderazgo del BID, el candidato debe ser electo por la mayoría del poder de voto de los 48 países miembros del BID, así como por el apoyo de al menos 15 de los 28 países miembros regionales (26 países miembros prestatarios, más Canadá y Estados Unidos).

Publicidad