Publicidad

Lima, 23 nov (EFE).- Amnistía Internacional (AI) expresó este miércoles su preocupación ante “el estado de emergencia en el que se encuentran los derechos de las mujeres en Perú” y alertó sobre los riesgos que implicaría la aprobación de un conjunto de iniciativas legislativas impulsadas por “grupos conservadores y antiderechos”.

A través de un comunicado, el movimiento instó a los poderes del Estado a reconocer las violencias que sufren las mujeres y a implementar “políticas correctas para prevenir y eliminar estas violencias, fortaleciendo las medidas para la atención y protección de las víctimas”.

“El Estado peruano no puede ser un agresor de las mujeres. Todo lo contrario, tiene que garantizar sus derechos”, apostilló en la nota la directora de AI Perú, Marina Navarro, tras sostener que las normas y políticas actuales, así como las de reciente aprobación, “recrudecen la violencia” contra las mujeres en el país.

AI sentenció, en este sentido, que las cifras y testimonios de víctimas de violencia machista en Perú “dan cuenta de un escenario de terror para niñas, adolescentes y mujeres”, quienes “no encuentran en el Estado peruano un garante de sus derechos”, aseguró.

La organización recordó, en esa línea, que de acuerdo con las cifras oficiales, el país andino registra este año un promedio diario de 19 niñas y adolescentes víctimas de violación sexual y que, en 2021, todos los días cuatro menores de 14 años fueron obligadas a ser madres, entre ellas siete menores de diez años.

Pese a este escenario, agregó, este año se dio un “duro golpe a la educación sexual integral (ESI)” del país con la promulgación de una norma que deja la puerta abierta a que grupos de padres y madres de familia, “bajo sesgos de índole moral”, puedan vetar el contenido de materiales educativos, “limitando así las funciones del Ministerio de Educación y poniendo en grave riesgo la implementación de la ESI”.

“Hace meses, la organización viene denunciando que los derechos de las mujeres siguen en grave riesgo en Perú y que las violencias que enfrentan día a día pueden recrudecerse con el avance de iniciativas legales y normas que buscan limitar sus derechos en diferentes ámbitos”, se lee en la nota.

AI advirtió también sobre un proyecto de ley en el Congreso que busca bloquear el derecho al aborto terapéutico, lo que “frenaría los avances para que las mujeres puedan ejercer su derecho a decidir sobre sus cuerpos, aumentando la criminalización hacia quienes facilitan el acceso a esta práctica, entre ellos los operadores de salud”.

Asimismo, la organización insistió en que “la desaparición de mujeres, los feminicidios y la trata de mujeres muestran también que los derechos de las mujeres están en emergencia en Perú”.

Por otro lado, denunció las trabas y obstáculos que enfrentan las víctimas de violencia machista par acceder a la Justicia, así como la impunidad sobre los casos relativos al conflicto armado interno que vivió el país entre 1980 y 2000 y los de las esterilizaciones forzadas cometidas bajo el mandato del expresidente Alberto Fujimori.

“Justicia que tarda no es justicia. La impunidad revictimiza, suma más violencia y envía a la sociedad el mensaje de que en Perú se puede violar y matar con total impunidad”, concluyó en la nota Ada Santos, activista de AI en la sureña región de Cuzco.

Publicidad