Buenos Aires, 29 dic (EFE).- Argentina tiene el desafío mayúsculo de llegar cuanto antes a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar millonarias deudas, pacto del que en gran medida dependerá el país para consolidar su proceso de recuperación económica y buscar resolver fuertes desequilibrios, como la elevada inflación.

1. ACUERDO CON EL FMI

Uno de los objetivos inmediatos del Gobierno argentino es alcanzar un acuerdo con el FMI antes de marzo, cuando empiezan operar fuentes vencimientos con el organismo, que en 2022 ascienden a 19.020 millones de dólares, una suma que el país no está en condiciones de pagar.

Un acuerdo de refinanciación dará oxígeno al país para consolidar su proceso de recuperación y certidumbre a inversores y empresas, pero, de no concretarse un pacto o demorarse su firma, se abriría un panorama muy sombrío para la economía argentina.

2. CONSOLIDAR LA RECUPERACIÓN

Tras la severa recesión de 2018-2020, Argentina experimentó una recuperación de su PIB cercana al 10 % en 2021 y su desafío de cara a 2022 es mantener la dinámica de crecimiento.

La consolidación de este proceso no sólo dependerá de un acuerdo con el FMI y de una mejora en la situación epidemiológica, sino de factores políticos que aseguren un clima de estabilidad, incentivos a la inversión y, particularmente, de señales concretas orientadas a resolver los serios desequilibrios del país en materia fiscal, cambiaria e inflacionaria.

3. MODERAR LA ELEVADA INFLACIÓN

La elevada inflación es, sin duda, uno de los mayores desafíos para la política económica del Gobierno de Argentina, donde, salvo contados años, en las últimas dos décadas se han registrado índices de inflación anual mayores a dos dígitos.

El país cierra 2021 con una inflación acumulada cercana al 51 % y para 2022 el Gobierno proyecta una moderación, al 33 %, pero los expertos privados que mensualmente consulta el Banco Central para su informe de expectativas pronostican que los precios crecerán el próximo año el 52,1 %.

4. BAJAR LA POBREZA Y CREAR EMPLEO FORMAL

La recesión, el golpe económico que ha supuesto la pandemia y la elevada inflación han hecho mella en las condiciones sociales en Argentina, donde cuatro de cada diez habitantes son pobres y el 10 % es indigente.

Argentina también tiene el reto en 2022 de no sólo seguir bajando la actual tasa de desempleo (8,2 %) sino de, además mejorar las condiciones del mercado laboral, donde han crecido el trabajo informal y por cuenta propia.

5. EL DESAFÍO DEL DIÁLOGO PARLAMENTARIO

Los dirigentes políticos de Argentina se enfrentarán en 2022 al desafío de dialogar para llegar a consensos en un escenario que ha cambiado tras las elecciones legislativas de noviembre último.

El nuevo Parlamento evidencia la derrota del oficialismo en esos comicios: el peronista Frente de Todos perdió la mayoría en el Senado y achicó su bloque en Diputados, donde casi iguala a Juntos por el Cambio, el mayor frente opositor, por lo que se verá obligado a acuerdos si quiere sacar adelante iniciativas propias.

6. LA “TERCERA OLA” Y LA VACUNACIÓN

El acelerado crecimiento de los contagios de la covid-19 en las últimas semanas coloca a Argentina ante el desafío de responder a la “tercera ola” de casos en pleno verano estival, temporada a la que apostaba para una fuerte reactivación de la actividad turística.

La situación pone a las autoridades otra vez ante el dilema de optar entre nuevas restricciones o los estímulos al consumo, mientras el país se prepara para acelerar la aplicación de dosis de refuerzo en una población que en un 70 % ya ha recibido dos dosis de vacunas contra la covid-19.

7. VOLVER A BRILLAR COMO FARO TURÍSTICO Y CULTURAL

A la espera de la evolución de la “tercera ola” en las primeras semanas de 2022, Argentina sueña con una mejora del panorama sanitario que le permita volver a ser este año el faro turístico y, sobre todo, cultural de Suramérica.

Hasta antes de la irrupción de la pandemia, Argentina recibía unos tres millones de turistas extranjeros al año, al tiempo que las industrias culturales representaban el 2,6 % del valor agregado bruto del país.

8. EL MUNDIAL DE CATAR 2022

La selección argentina de fútbol tuvo un 2021 brillante e intentará mantener el nivel en 2022, cuando se dispute el Mundial de Catar.

La Albiceleste, que viene de ganar la Copa América de Brasil 2021 y mantiene un invicto de 27 partidos (con 17 triunfos y 10 empates), anhela levantar la que probablemente sea la última Copa del Mundo de su máxima estrella, Lionel Messi, que llegará al Mundial con 35 años.

9. EL REGRESO DE JUAN MARTÍN DEL POTRO

El tenista argentino Juan Martín del Potro, que no juega desde junio de 2019 por una lesión en la rodilla derecha, dijo hace poco que tiene la “esperanza” de regresar a las canchas en 2022.

El campeón del Abierto de los Estados Unidos de 2009 y doble medallista olímpico (plata en Río de Janeiro 2016 y bronce en Londres 2012), que se sometió en los últimos años a cuatro cirugías en la rodilla derecha, la última en marzo pasado, tiene la intención de volver al circuito a principios de febrero en el Abierto de Argentina que se jugará en Buenos Aires.

10. RIVER, BOCA Y EL DESAFÍO DE VOLVER A CONQUISTAR AMÉRICA

River Plate y Boca Juniors intentarán volver a disputar en 2022 una final de la Copa Libertadores, tras dos años de finales brasileñas (Palmeiras-Santos en 2020 y Palmeiras-Flamengo en 2021) y tres años de campeones brasileños (Flamengo en 2019 y Palmeiras en 2020 y 2021).

El Millonario era considerado hasta hace dos años el mejor equipo del continente, pero el Palmeiras se convirtió desde entonces en el equipo sensación de la Libertadores.

Boca Juniors ganó seis veces el torneo y llegó a otras cinco finales (la última ante River Plate en 2018), pero no gana el certamen desde 2007.

Publicidad