Roma, 31 oct (EFE).- Los líderes del G20 comenzaron hoy la segunda y última jornada de la cumbre del grupo en Roma con un paseo por uno de los lugares más emblemáticos de la capital italiana, la Fontana de Trevi, donde se inmortalizaron con una foto de familia inolvidable, mientras lanzaban una moneda.

Los jefes de Estado y de Gobierno posaron alrededor de las 09.15 horas locales (07.15 GMT) ante la icónica fuente en la que está llamada a ser la foto símbolo de la cumbre, aunque pesarán las ausencias de los presidentes chino, Xi Jinping, y ruso, Vladimir Putin, que siguen los trabajos por videoconferencia.

También cumplieron con el ritual de todo turista ante la Fontana y lanzaron una moneda, en este caso como símbolo de buen augurio para la reunión en la que hoy podría anunciarse un esperado acuerdo para que las emisiones cero sean una realidad no más allá de 2050 y sirva para impulse la COP26 de Glasgow.

La Fontana de Trevi, construida por Nicola Salvi entre 1732 y 1762, es uno de los iconos de Roma, además de ser celebre por el archiconocido baño de Anita Ekberg y su “Marcello, come here” en la mítica escena con Mastroianni de “La doce vita” (1960), de Federico Fellini.

Ante un monumento sorprendentemente vacío de turistas, pero rodeados de cámaras y fotógrafos, los líderes del G20 disfrutaron de un momento especial con una fotografía que quedará para el recuerdo de la cumbre y de ellos mismos, que aplaudieron y departieron sonrientes antes de volver al trabajo.

Como también ocurrió ayer, aunque de forma distinta, ya que en la foto de la primera jornada tomada en la “Nube”, el imponente centro de congresos donde se celebran las reuniones, contó con la presencia especial de una representación de los sanitarios, médicos y voluntarios que han luchado en primera línea contra la pandemia de coronavirus en Italia.

La cumbre de líderes del G20 de Roma concluye hoy centrada en la lucha contra el cambio climático, en la víspera de la XXVI cumbre de Naciones Unidas sobre este tema de Glasgow.

En el foro participan los jefes de Estado o de Gobierno de los veinte países más industrializados de forma presencial tras la del año pasado, en Riad, que se desarrolló virtualmente por la pandemia.

A Roma acudieron el presidente estadounidense, Joe Biden, así como el de Francia, Emmanuel Macron; la canciller saliente de Alemania, Angela Merkel; el primer ministro británico, Boris Johnson, o Pedro Sánchez, presidente de España, país invitado permanente.

De América Latina han llegado el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y el de Brasil, Jair Bolsonaro, mientras que México está representado por su canciller, Marcerlo Ebrard.

Publicidad