Publicidad

Judith Mora

Londres, 27 feb (EFECOM).- Los flamantes billetes de 5, 10, 20 y 50 libras esterlinas con el rostro del rey Carlos III se desvelaron este martes en una exposición en el Banco de Inglaterra que explora además la evolución de los métodos de pago, el auge de los criptoactivos y las divisas digitales.

‘El Futuro del dinero’, abierta al público entre este miércoles y el próximo septiembre, captó la atención de la prensa en buena medida por la exhibición por primera vez de los billetes de polímero con el busto del monarca de 75 años, que entrarán en circulación en el Reino Unido el 5 de junio.

La comisaria de la muestra, Jennifer Adam, explicó a EFE que la demora en emitir los ejemplares con el soberano, que accedió al trono tras la muerte de Isabel II el 8 de septiembre de 2022, se debe a que “crear un nuevo billete lleva bastante tiempo”.

“Está el proceso de diseño y luego los preparativos por parte de los sectores que gestionan efectivo”, afirmó.

Adam precisó que, en los billetes de Carlos III, “el reverso seguirá siendo el mismo” que en los de su madre, y los principales cambios se notarán en el anverso, donde figura “un retrato del rey Carlos en el lado derecho y otro muy pequeño con el dispositivo de seguridad en el izquierdo”.

Monedas digitales

Los flamantes billetes de 5, 10, 20 y 50 libras esterlinas con el rostro del rey Carlos III se desvelaron este martes en una exposición en el Banco de Inglaterra que explora además la evolución de los métodos de pago, el auge de los criptoactivos y las divisas digitales. 'El Futuro del dinero', abierta al público entre este miércoles y el próximo septiembre, captó la atención de la prensa en buena medida por la exhibición por primera vez de los billetes de polímero con el busto del monarca de 75 años, que entrarán en circulación en el Reino Unido el 5 de junio. EFE/ Judith Mora

Las monedas digitales que muchos países preparan; la vida útil del efectivo y el impacto de la banca en el medio ambiente son algunos de los asuntos que analiza la exposición, que incluye objetos históricos como un lingote de oro romano y modernos como variados dispositivos de pago.

Las innovaciones en tecnología financiera centran otro apartado de la muestra, que divulga el papel del banco central como facilitador de las transacciones virtuales y en la creación de una futura libra digital.

A diferencia de criptoactivos como Bitcoin; Ethereum o XRP, que operan al margen de las autoridades financieras, la conocida como ‘Britcoin’ estaría avalada por la institución fundada en 1694 y ligada a la economía real.

“La libra digital, en la que trabaja el Banco de Inglaterra, sería una nueva forma de pagar, con un valor igual al de los billetes bancarios”, manifestó.

“El objetivo es continuar brindando a los ciudadanos opciones de formas de pago seguras y confiables, sea con billetes de banco, mediante plataformas de pagos digitales o desarrollando un plan digital a fin de prepararnos para los cambios y la innovación en el futuro”, agregó.

‘El futuro del dinero’ destaca la necesidad de utilizar fuentes de energía renovable en la emisión de moneda física y virtual -cuya generación consume mucha electricidad-, en línea con la meta del banco central británico de alcanzar la carboneutralidad en sus operaciones físicas para 2040 y total en 2050.

Caída del efectivo

Los flamantes billetes de 5, 10, 20 y 50 libras esterlinas con el rostro del rey Carlos III se desvelaron este martes en una exposición en el Banco de Inglaterra que explora además la evolución de los métodos de pago, el auge de los criptoactivos y las divisas digitales. 'El Futuro del dinero', abierta al público entre este miércoles y el próximo septiembre, captó la atención de la prensa en buena medida por la exhibición por primera vez de los billetes de polímero con el busto del monarca de 75 años, que entrarán en circulación en el Reino Unido el 5 de junio. EFE/ Judith Mora

Los pagos en efectivo se han reducido significativamente en el Reino Unido en los últimos diez años, acelerado por la pandemia de Covid-19, señala la muestra.

En 2011, el 55 % de las transacciones eran en dinero físico, lo que cayó a un 15 % en 2021 y se prevé que descienda al 6 % en 2031.

Se calcula que en este país se realizan alrededor de 70 millones de pagos con tarjeta de crédito y débito al año, mientras que el Banco de Inglaterra liquida diariamente alrededor de 775.000 millones de libras (905.000 millones de euros) en pagos electrónicos.

Pese a la implantación de los sistema de pago digitales, el dinero en efectivo sigue siendo crucial para 1,1 millones de británicos sin cuenta bancaria, alerta la exposición, que recuerda que el banco central se ha comprometido a mantenerlo mientras sea necesario.

“Garantizar que haya un suministro adecuado de billetes para la economía es una de las tareas más importantes que realiza el Banco de Inglaterra”, dijo Adam.

“En la exposición, no queremos confrontar un sistema frente a otro, digital o físico, sino resaltar que existen opciones según la preferencia y que el banco velará por todas”, agregó.

Publicidad