La Habana, 28 sep (EFE).- Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), sus “ojos y oídos” según el fallecido líder Fidel Castro, cumplen este martes 61 años con el reto de renovarse con “creatividad y entusiasmo” en un momento en el que sus promotores reconocen la existencia de fallas en su funcionamiento.
“En cada cuadra un comité. En cada barrio Revolución. Es tiempo de unidad, solidaridad, participación. Es tiempo de transformación. Felicidades compatriotas en el #61AniversarioCDR”, escribió hoy el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta de Twitter.
Los CDR, la mayor organización comunitaria de Cuba, nacieron en 1960 con la misión de la “vigilancia” en defensa de la revolución en cada manzana de la isla.
Su actual coordinador nacional, Gerardo Hernández, declaró a la televisión estatal que “ya son 61 años de la mayor organización de masas del país y, porque la Cuba y el mundo de hoy no son los mismos de ayer, a los CDR les toca reinventarse y, para eso, hace falta saber cuáles son los comités que necesita la Revolución”.
El líder de la organización desde hace un año dijo que en todo el país existen unos 138.000 CDR y “estamos conscientes de que hay lugares donde no trabajan como deben trabajar”.
Así, conminó a “ponerlos a funcionar con creatividad, entusiasmo e impulso para darles vida”, aunque reconoció que actualizar la organización “es una labor que llevará tiempo”.
La labor de los CDR se debe centrar en “ser útil a sus miembros, apoyar en las soluciones en la comunidad y extender la solidaridad entre los vecinos”, señaló Hernández, ex agente de inteligencia nombrado héroe en Cuba que cumplió condena en EE.UU. y fue indultado en 2014 por la Administración de Barack Obama en las negociaciones del “deshielo” entre La Habana y Washington.
En los primeros años tras la revolución de 1959, los comités participaron en las campañas educativas y sanitarias organizadas en Cuba y actualmente cumplen otras tareas sociales, como la organización de la defensa civil en caso de catástrofes como huracanes.
Otras de sus funciones son organizar guardias de vigilancia vecinal nocturna, dar informes sobre vecinos a centros de trabajo o movilizar a la población para acudir a actos políticos.
Los aniversarios de los CDR son motivo tradicionalmente de festividades en los barrios pero, por segundo año consecutivo debido a la covid-19, no se han organizado actos multitudinarios.
Los directivos de estas organizaciones han indicado, sin embargo, que habrá homenajes para los trabajadores de la salud y los estudiantes que han colaborado en las tareas contra la pandemia.

Personas caminan por una calle pintada con avisos en los que se lee: viva Diaz-Canel y Raúl, hoy en La Habana (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa
Personas caminan en una calle con una imagen del líder histórico de la revolución cubana Fidel Castro, hoy en La Habana (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa