Lima, 28 dic (EFE).- Pedro Castillo fue el gran protagonista en Perú en 2021, donde varias otras figuras públicas opuestas y enfrentadas entre sí han marcado un año turbulento y complejo en lo político, lo social y lo económico.

Con una escasez de noticias alentadoras, sólo el deporte dio notas positivas como el reconocido esfuerzo del futbolista Gianluca Lapadula, el glorioso regreso a casa de Jefferson Farfán o el lustre internacional del surfero Luca Mesina.

PEDRO CASTILLO

El presidente Castillo absorbió todo el protagonismo de 2021 en Perú como si fuera un agujero negro.

Este maestro rural, sindicalista y campesino de izquierdas se proclamó presidente del Perú tras unas disputadas elecciones que fueron protestadas, sin argumentos, por la derecha perdedora.

Su triunfo puso de manifiesto la fractura social, política, étnica y económica entre la Lima pudiente y global y el resto del país empobrecido y desconectado del gran mundo y su llegada al poder dejó abiertas grandes incógnitas y desafíos para la estabilidad del país.

La oposición que no acepta su derrota actúa día sí y día también para buscar su destitución; Sin experiencia ni cuadros, su paso por el poder ha sido una sucesión de errores; Y su accionar desconfiado, dado al secretismo y fuera de los márgenes oficiales ya crearon dudas sobre su probidad que aún no ha sabido resolver.

KEIKO FUJIMORI

Keiko Fujimori renació en 2021 de sus cenizas con toda su furia, para luego volver a caer en mitad de una enorme polvareda y una grave crisis política e institucional.

Tras años de cárcel, investigaciones fiscales, delaciones reveladoras y torpezas políticas que generaron un amplio rechazo ciudadano, Fujimori supo convertirse en la gran esperanza de la derecha para una contienda electoral “contra el comunismo”.

Pese a contar con el apoyo abrumador de la élite económica y mediática, así como de un antiguo rival como Mario Vargas Llosa, Fujimori, perdió nuevamente las elecciones por un puñado de votos.

Y nuevamente, como en 2016, no supo perder, lanzándose a una pelea con reclamos infundados para deslegitimar a Pedro Castillo que desestabilizaron gravemente las instituciones peruanas.

VLADIMIR CERRÓN

El exgobernador regional condenado por corrupción, educado en Cuba y líder del muy ortodoxo y marxista partido Perú Libre que aupó a Pedro Castillo a la presidencia, Vladimir Cerrón tuvo en 2021 su momento de gloria.

Cerrón se hizo ver como el poder en la sombra detrás de Castillo, ante el pavor de amplios sectores ciudadanos que, votaran o no votaran por el mandatario, temían sus radicales y muchas veces antidemocráticas propuestas.

Poco a poco este médico fue perdiendo la confianza de Castillo, y no recibió muy bien los pasos al centro dados por el Jefe del Estado, que despidió de su Ejecutivo a varios hombres de su confianza.

Así, cierra 2021 como la parte izquierda de una pinza que tiene en la extrema derecha y la derecha parlamentaria su otro extremo y que ocasionalmente actúa en conjunto contra el Ejecutivo.

MARÍA DEL CARMEN ALVA

De ser una oscura política de un partido de centro derecha, a ser la líder visible de la oposición y el principal azote de Castillo como presidenta del Congreso, María del Carmen Alva se ha ganado un puesto central en la vida política peruana.

Alva domina una institución tan impopular como el presidente Castillo y en donde la voz cantante la llevan sectores de la extrema derecha, a los que da un amplio margen de acción y quienes la respaldan tácitamente pese a las diferencias estéticas y políticas que expresan públicamente.

En caso de que caiga Castillo y su vicepresidenta Dina Boluarte, Alva será la siguiente en la línea constitucional para ocupar el poder.

PEDRO FRANCKE

Ministro de Economía de Castillo, Francke es la persona que más pelea para aplacar el temor de empresarios e inversores y al mismo tiempo para dotar de raciocinio los proyectos que salen de algunos sectores oficialistas.

Su amenaza de no integrar el primer gabinete de Castillo en julio pasado estuvo a punto de descalabrar desde el primer día al presidente y obligó a los más radicales de Perú Libre a reconocer que necesitaban de su figura para dar estabilidad a un país que depende mucho de su labor.

JULIO VELARDE

El presidente del Banco Central de la Reserva de Perú, Julio Velarde ha sido en 2021 otra de las figuras claves del país. Con ya décadas al frente del banco de reserva, en el que optara, a pedido de Francke, a permanecer.

Velarde garantiza ortodoxia y control del gasto público y así atenuó muchos temores de los sectores empresariales.

SOCIEDAD MINERA

De todos los sectores económicos de Perú, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) es la que más protagonismo tuvo en 2021, vinculado a su rechazo activo y sin disimulo al presidente Castillo.

Ante cada propuesta económica del mandatario, que casi siempre apela a las riquezas minerales y energéticas del Perú para lograr el objetivo de que “no haya más pobres en un país rico”, la SNMPE ha reaccionado con virulencia y crudeza.

Nacionalizar o elevar impuestos son anatema para la SNMPE, así como cualquier otra medida que “amenace” el estatus quo de un sector vital para la economía peruana.

GIANLUCA LAPADULA

Los niños peruanos este año se han disfrazado de superhéroes y de Gianluca Lapadula. Este futbolista italo-peruano se convirtió a lo largo de 2021 en el nuevo ídolo deportivo del país por su desempeño en las clasificación para el Mundial de Qatar 2022.

El esfuerzo de Lapadula, que se percibe claramente en el campo de juego y su evidente simpatía pública y su amor por la camiseta peruana, que llevó incluso al papa Francisco, han puesto una nota alegre en un país sumido en sus crisis.

Más allá de eso, los goles de Lapadula también han devuelto a Perú sus opciones de clasificación para el Mundial, cuando el equipo ya parecía desahuciado.

JEFFERSON FARFÁN

Jefferson Farfán, el hijo pródigo del club Alianza Lima, volvió tras largos años de ausencia y devolvió la gloria al equipo de sus amores, que ganó el campeonato apenas 8 meses después de haber salvado milagrosamente la categoría.

Esta historia de cuento de hadas la protagonizó “La Foquita” en su regreso al fútbol local a sus 37 años.

Para poner la cereza a la torta, Farfán también volvió este 2021 a las convocatorias de la selección absoluta peruana, tras más de una año de ausencias.

LUCA MESINAS

El surfero Luca Mesinas, oro en los Panamericanos de Lima 2019, estuvo muy cerca de romper en los Juegos de Tokio la larga sequía de medallas olímpicas de Perú.

Mesinas, que se quedó en los cuartos de final del campeonato olímpico, redondeó su año al ser el primer tablista hispanoamericano en clasificarse en la categoría de hombres para el circuito de la Liga Mundial de Surf (WSL), emulando lo que ya hizo en mujeres Sofía Mulanovich hace 18 años.

Álvaro Mellizo

Publicidad