Publicidad

Moscú/Leópolis, 25 ene (EFE).- La próxima llegada de los tanques Leopard 2 a Ucrania desde Alemania y otros países es para Kiev una nueva baza en su intento de frenar al Ejército ruso y retomar la iniciativa en el campo de batalla, mientras que Rusia asegura que el plan de Occidente está destinado al fracaso.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, agradeció en una conversación telefónica con el canciller alemán, Olaf Scholz, la “decisión importante y oportuna” de enviar tanques al país y de autorizar la reexportación de Leopard 2 a otros Estados, además de formar a los soldados ucranianos en el manejo de esos modernos carros de combate.

DOS BATALLONES PARA EL CUMPLEAÑOS DE ZELENSKI

No es para menos. Zelenski, que cumple hoy 45 años, recibirá como regalo “rápidamente” dos batallones de tanques Leopard 2 (una compañía de 14 Leopard 2A6 de la propia Alemania y el resto de otros socios europeos, lo que supondría unas 80 unidades, según el semanario alemán Der Spiegel).

Polonia, Finlandia, Noruega, Suecia, Países Bajos, Portugal y España evalúan o están abiertos a analizar el envío de carros de combate Leopard a Ucrania.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, afirmó hoy a EFE que España está dispuesta al envío de tanques y a la instrucción, siempre en coordinación con los aliados, aunque precisó que las posibles unidades necesitarían una puesta a punto.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valery Zaluzhny, ha dicho que para llevar a cabo una nueva ofensiva el Ejército necesita al menos 300 tanques.

CELERIDAD ANTE TEMIDA OFENSIVA RUSA

Y es que no hay tiempo que perder. Zelenski pide celeridad para que los primeros tanques Leopard no lleguen solo en unos tres meses.

“Rusia está preparando una nueva ola de agresión con las fuerzas que puede movilizar. Los ocupantes ya están aumentando la presión en Bajmut, Vuhledar (en la región de Donetsk) y en otras direcciones. Y quieren elevar la presión a una escala mayor”, advirtió.

El jefe de gabinete de Zelenski, Andriy Yermak, recalcó que los Leopard “son muy necesarios”, y el asesor de la Presidencia ucraniana, Mykhailo Podolyak, tuiteó que “apoyar a Rusia o quedarse al margen en esta guerra contra la civilización se está volviendo totalmente inaceptable”.

Kiev mira también a Washington, donde espera que el presidente de EEUU, Joe Biden, anuncie el envío de tanques Abrams, cuya logística de apoyo es sin embargo más complicada.

RUSIA MINIMIZA LA EFECTIVIDAD DEL PLAN OCCIDENTAL

Frente al agradecimiento de Ucrania por recibir carros de combate modernos de Occidente, el Kremlin aseguró hoy que “es un plan destinado al fracaso”.

El portavoz, Dmitri Peskov, sostuvo que los suministros de carros de combate están “sobrevalorados” y no darán a las Fuerzas Armadas ucranianas la ventaja deseada.

Además reiteró que los tanques occidentales “arderán” en Ucrania, al igual que lo han hecho otras armas extranjeras.

El embajador ruso en Berlín, Serguéi Nechaev, afirmó que Alemania ha renunciado definitivamente a “su responsabilidad histórica”, en alusión a la Segunda Guerra Mundial.

“La decisión de Berlín significa la renuncia definitiva de la República Federal de Alemania a reconocer la responsabilidad histórica ante nuestro pueblo por los terribles crímenes del nazismo durante la Gran Guerra Patria que no prescriben”, señaló.

Según él, se trata de una “decisión extremadamente peligrosa” que “lleva el conflicto a un nuevo nivel de confrontación”.

Su homólogo en EEUU, Anatoli Antónov, recalcó por su parte que no habrá “justificación” a la posible entrega de tanques Abrams a Kiev, y que, de autorizarla Biden, nadie debería “hacerse ilusiones sobre quién es el auténtico agresor en ese conflicto”.

VARIAS CAPITALES CELEBRAN LA DECISIÓN ALEMANA

Lejos de dejarse amedrentar por las advertencias rusas, en varias capitales europeas los gobiernos celebraron la decisión de Scholz.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, cuyo país fue uno de los primeros en ofrecer tanques Leopard a Ucrania, tuiteó que el permiso alemán para la reexportación de los carros de combate alemanes “es un gran paso para detener a Rusia”.

El ministro lituano de Exteriores, Gabrelius Landsbergis, hizo en la misma red social un juego de palabras con los vocablos tanque y gracias en alemán, al escribir “Tankeschön”.

A su vez, el primer ministro británico, Rishi Sunak, afirmó que los Leopard, junto con los 14 tanques Challenger 2 que enviará el Reino Unido a Ucrania, “fortalecerán la potencia defensiva de Ucrania”.

“Juntos estamos acelerando nuestros esfuerzos para garantizar que Ucrania gane esta guerra y asegure una paz duradera”, tuiteó.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, sostuvo que los tanques alemanes “pueden ayudar a Ucrania a defenderse, ganar y prevalecer como nación independiente en un momento crítico de la guerra rusa”.EFE

mos-int/ad

(foto)(vídeo)

Publicidad