Montevideo, 12 oct (EFE).- Los trabajadores portuarios de Uruguay aprobaron este martes el preacuerdo alcanzado con la Terminal Cuenca del Plata (TCP), concesionaria del puerto de Montevideo, y consiguieron tener “ingresos asegurados” que les permitan saber “cuánto va a cobrar a fin de mes” cada trabajador.

Así lo expresó a Efe el vocero del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (SUPRA), Álvaro Reinaldo, quien detalló que el acuerdo se alcanzó luego de varias horas de negociación en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay, que culminó sobre la una de la madrugada.

En la asamblea de este martes, los trabajadores aprobaron “por amplia mayoría” el convenio colectivo alcanzado y se espera que este miércoles en horas de la tarde sea la firma oficial.

“Los beneficios que estábamos buscando más que nada era tener ingresos asegurados que le permitan al trabajador saber cuánto va a cobrar a fin de mes y tener una idea de lo que va a ser su salario”, expresó.

En este sentido, detalló que estas negociaciones vienen desde abril de este año, pero hace pocos días “se complejizó” el conflicto cuando debieron ir a una huelga de 72 horas que detuvo totalmente la actividad portuaria e impactó a la actividad económica del país.

TCP emitió un comunicado en el que rescata “la paciencia y esfuerzo de todas las partes” para alcanzar el acuerdo final y expresa su satisfacción por lo conseguido, mientras que también desea “mantener siempre un diálogo que permita resolver las diferencias sin afectar la normal actividad del puerto”.

Tras la asamblea, a las 19.00 hora local (22.00 GMT), el puerto retomará su actividad normal.

Pese a esta resolución, la actividad portuaria continúa con conflictos, puesto a que también está la situación de la empresa belga Katoen Natie, que cuenta con el 80 % del TCP, mientras que el 20 % pertenece al Estado uruguayo.

En este sentido, la empresa belga consiguió una ampliación de la concesión hasta 2081 -que había iniciado en 2001 y era por 30 años- en una operación anunciada en marzo pasado por valor de 455 millones de dólares para la expansión de la Terminal Especializada de Contenedores y recibió la extensión de la concesión (iniciada en 2001 y por 30 años) por 50 años más (hasta 2081).

Con esto, Katoen Natie dio por concluido el diferendo que tuvo con el Estado uruguayo “por infracciones” al Tratado de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre Bélgica-Luxemburgo y Uruguay.

Los trabajadores portuarios sostienen que esta ampliación afectará a Montecon y provocará la pérdida de cientos de puestos de trabajo, por lo que están en negociaciones para “una garantía de que este acuerdo del Gobierno con Katoen Natie no deje trabajadores por el camino”.

“Hay buenas señales, no es color de rosas pero le vamos a buscar porque las condiciones de trabajo es lo que está más difícil que se respete”, concluyó Reinaldo.