Publicidad

Río de Janeiro, 1 oct (EFE).- Los últimos sondeos de intención de voto antes de las elecciones presidenciales del domingo en Brasil dejaron abierta este sábado la posibilidad de que el progresista Luiz Inácio Lula da Silva, con entre 50 % y 51 % del favoritismo, garantice su elección sin necesidad de una segunda vuelta.

El expresidente de Brasil y actual candidato a la Presidencia, Luiz Inácio Lula da Silva, saluda a sus simpatizantes durante un recorrido por las calles previo a las elecciones de este domingo, hoy, en Sao Paulo (Brasil). EFE/ Fernando Bizerra

Según el sondeo del Instituto Ipec, a solo un día de las elecciones más polarizadas en la historia de Brasil, el expresidente (2003-2010) cuenta con el 51 % de los votos válidos (un punto a menos que el lunes pasado) y el actual mandatario, Jair Bolsonaro, que aspira a la reelección, tiene el 37 % (subió tres puntos).

La encuesta de la firma Datafolha, por su parte, le atribuye al dirigente socialista el 50 % de los votos válidos (sin variación con respecto al sondeo anterior) y al líder ultraderechista el 36 % (igualmente sin variación).

Publicidad