Publicidad

París, 19 ene (EFE).- El portero del Eibar Luca Zidane, hijo de Zinedine Zidane, consideró “complicado” que su padre se convierta en entrenador del París Saint-Germain a causa de sus orígenes marselleses, al tiempo que señaló que es más fácil que se ponga al frente del club de su ciudad natal.

“No es un tabú hablar de que mi padre vaya al Marsella, aunque no hablamos mucho de ello”, aseguró el segundo hijo del exjugador al canal de Youtube Carré.

“En la familia somos todos aficionados del Marsella”, asegura el actual portero del Eibar, de 25 años, que no oculta que algún día le gustaría jugar en ese club.

Aunque, matiza, desconoce todo del fútbol francés, porque aunque señala que en su casa hablan francés, “en fútbol” lo hacen en español, ya que viven en ese país desde que su padre fichó por el Real Madrid en 2001.

Publicidad