Publicidad

La Paz, 19 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Luis Arce, ratificó este martes que la aspiración de su país de recuperar el acceso soberano al océano Pacífico perdido ante Chile es “irrenunciable” y que la posibilidad del diálogo no está cerrada.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, participa en un encuentro con periodistas, este martes en "Casa Grande", en La Paz (Bolivia).EFE/ Luis Gandarillas

En un encuentro con periodistas en La Paz, el mandatario recordó el fallo emitido en 2018 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la controversia planteada por Bolivia para obligar a Chile a negociar en firme la reclamación marítima del país andino.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, participa en un encuentro con periodistas, este martes en "Casa Grande", en La Paz (Bolivia).EFE/ Luis Gandarillas

Según Arce, la sentencia del tribunal de Naciones Unidas “reconoce claramente en sus considerandos que Bolivia nació con mar” y que “no se cierra el diálogo al país con Chile”.

“El derecho a la salida soberana al mar de los bolivianos es irrenunciable y nos deja ese fallo esos dos elementos que son claros: nosotros tuvimos salida al mar y no cierra la posibilidad de que a través del diálogo se pueda llegar a acuerdos”, manifestó.

“Eso es exactamente lo que el país debe hacer en una estrategia muy bien analizada, muy bien pensada para que podamos lograr el objetivo que todos los bolivianos queremos”, agregó.

Arce se refirió de esta forma consultado por EFE sobre la relación con Chile ante la próxima conmemoración en Bolivia del Día del Mar.

El país conmemora el Día del Mar el 23 de marzo porque en esa fecha en 1879 se produjo la primera resistencia del país ante lo que las autoridades bolivianas califican de invasión de tropas chilenas, que comenzó el 14 de febrero del mismo año.

Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde 1978, debido a la reclamación boliviana del acceso soberano al océano Pacífico perdido en la llamada guerra del Pacífico.

En esa contienda, Bolivia perdió unos 400 kilómetros de costa y cerca de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

El Gobierno del entonces presidente Evo Morales (2006-2019) llevó en 2013 ante la CIJ la reclamación marítima para que Chile negociara de buena fe el acceso soberano al océano Pacífico, pero en 2018 el tribunal determinó que el Estado chileno no tiene la obligación legal de negociar con los bolivianos.

Las entonces autoridades bolivianas aseguraron que la Corte también señaló en su sentencia que aunque Chile no tenga esa obligación, eso no supone un impedimento para que ambos países dialoguen, lo que fue ratificado por Arce.

La llegada de Gabriel Boric a la Presidencia chilena fue vista en Bolivia como la posibilidad de una nueva etapa de relaciones bilaterales por la afinidad ideológica con ese mandatario, aunque hasta el momento el tema no ha sido abordado.

Publicidad