Moscú, 29 dic (EFE).- El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, agradeció hoy a su homólogo ruso, Vladímir Putin, el apoyo prestado ante las sanciones occidentales, lo que permitió que la economía bielorrusa siguiera creciendo “en tiempos difíciles”.

“Le estoy muy agradecido, en primer lugar, a usted personalmente, por todo lo que ha hecho para Bielorrusia”, dijo Lukashenko a Putin en una reunión entre ambos en San Petersburgo.

Agregó que gracias al apoyo de las compañías y los bancos rusos en estos “tiempos difíciles”, la economía del país sigue creciendo.

“Ha se han impuesto cinco tandas de sanciones y se está hablando de una sexta. Unas sanciones completamente estúpidas que no necesita nadie”, dijo acerca de las restricciones de países occidentales.

Putin, a su vez, afirmó que, según los expertos rusos, “la economía de Bielorrusia se encuentra en un buen estado”.

“Incluso habrá un superávit, creo”, dijo el líder ruso al inicio de la conversación con su colega bielorruso.

Ambos mandatarios confirmaron también la intención de seguir estrechando sus lazos en diferentes ámbitos, incluida la cooperación militar.

En este sentido, Putin anunció que los ejercicios conjuntos de los militares de Rusia y Bielorrusia planificados para el año que viene se celebrarán “en febrero o en marzo”.

Putin y Lukashenko tienen previsto debatir hoy la cooperación entre ambos países en el marco de la Unión Estatal y revisar la implementación de los 28 acuerdos de integración firmados en noviembre pasado.

Esta reunión es la sexta entre ambos dirigentes en lo que va de año. El anterior encuentro presencial de ambos presidentes tuvo lugar el pasado 9 de septiembre.

Rusia y Bielorrusia trabajan desde 1996 en la creación de la Unión Estatal, pero solo en los últimos tres años las partes lograron superar las diferencias y comenzaron a avanzar hacia acuerdos mutuamente beneficiosos.

Publicidad