Publicidad

Sao Paulo, 10 sep (EFE).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, candidato favorito para las elecciones del próximo 2 de octubre, afirmó este sábado que uno de sus seguidores, asesinado por una discusión política, fue víctima del “genocida” Jair Bolsonaro, actual mandatario y que busca su reelección.

“Intenté localizar a la familia y no lo conseguí. Con nuestro senador Paulo Rocha queremos saber si tiene mujer o hijos, porque el PT (Partido de los Trabajadores) tiene la obligación de saber de todas las cosas para ayudar a esa familia que fue víctima del genocida llamado Bolsonaro”, dijo Lula durante un acto de campaña.

El asesinato, cometido el pasado miércoles por un simpatizante de Bolsonaro en una zona rural en Mato Grosso, es el segundo que se conoce en la campaña electoral, después de que otro bolsonarista tirotease a un militante del PT en Foz de Iguazú el pasado julio.

El exgobernante ya había vinculado el viernes el clima de violencia y polarización política al núcleo cercano al presidente Bolsonaro, líder de la ultraderecha y que aparece segundo en las encuestas de intención de voto.

En una declaración al portal R7, del canal Record, Bolsonaro emitió hasta ahora el único pronunciamiento sobre la muerte de Benedito Cardoso dos Santos, de 42 años y asesinado con quince puñaladas por un compañero de trabajo.

“Lamento cualquier muerte que tenga motivación política, que tenga motivación por una discusión de hinchas de fútbol, o cualquier motivación estúpida. Lamento eso”, manifestó Bolsonaro, quien este sábado en un evento con la Marina en Río de Janeiro evitó conversar con los periodistas que lo esperaban.

El acto de Lula en Taboao da Serra, en la región metropolitana de Sao Paulo, forma parte de una serie de movilizaciones convocadas en todo el país por centrales obreras y movimientos sociales en apoyo a su candidatura.

Las marchas a favor de Lula se realizan este sábado en 25 de las 27 capitales regionales, algunas con movilización de centenas de personas, como la que ocurrió durante la mañana de este sábado en la avenida Afonso Pena de la ciudad de Campo Grande (occidente).

Publicidad