Madrid, 23 sep (EFE).- El expresidente de Argentina y del Boca Juniors Mauricio Macri, actual presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, dijo que la propuesta del máximo organismo del fútbol mundial de celebrar el Mundial cada dos años le genera “una enorme ilusión” y que esperar a disfrutarlo cada cuatro le parece “una eternidad”.
“Si el Mundial genera tanto, cuatro años parece una eternidad. Quiero ver más Mundiales, esperar cuatro años se me hace muy largo, si hay alguna manera inteligente que nadie se perjudique, porque el secreto de estas cosas es que nadie tenga que hacer ningún sacrificio”, reflexionó Macri en el foro ‘World Football Summit’.
“Como apasionado del fútbol me genera una enorme ilusión que haya un Mundial cada dos años, y eso eleva las posibilidades de que mi país lo pueda tener. Ha pasado mucho desde 1978, y no éramos democracia, y compartido con mis hermanos sudamericanos. Eso nos ayudaría muchísimo”, añadió el expresidente de Argentina, que intervino por videoconferencia en el foro que tiene lugar en Madrid.
Para Macri, la idea celebrar un Mundial cada dos años es “una de las propuestas más audaces que está impulsando el presidente (Gianni) Infantino”.
“Ya fue una gran audacia y creo que tendrá un excelente resultado, el Mundial con 48 equipos, porque quién le quita esa experiencia a esa selección de haber jugado con selecciones inferiores”, añadió.
“Creo que esa experiencia de Norteamérica (2026) va a ser algo espectacular, tres países, 48 equipos, va a ser muy bueno”, agregó Macri, que recordó que como presidente de Argentina impulsó la candidatura de Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile, para el Mundial 2030.
El que fuera presidente de Boca Juniors entre 1995 y 2007 se mostró satisfecho por el desarrollo del videoarbitraje (VAR) y apostó por “usar la tecnología para tener un fútbol más ofensivo” para lo que propuso reformar la regla del fuera de juego para dar como posición válida aquella en la que el delantero tenga cualquier parte del cuerpo en línea con el último defensor.
“Ahora estamos discutiendo mucho porque hay una nariz, una oreja, un talón en ‘offside’, creo que hay llegado el momento de darle la ventaja al que ataca. Si la persona tiene alguna parte del cuerpo conectada con el defensor, está habilitado, y eso garantiza que aumente muchísimo la cantidad de goles y genera otro clima en el estadio”, propuso Mauricio Macri.
El dirigente argentino opinó que el fútbol latinoamericano debe imitar al europeo aplicando reformas, como las sociedades anónimas deportivas y los controles económicos para favorecer “una competencia justa”.
“La pasión que despierta el fútbol no la despierta ni siquiera la política, y lo puedo decir habiendo sido presidente en las dos cosas”, agregó Macri, que relató los proyectos medioambientales para reducir las emisiones de gases con efecto invernaderos que está haciendo la Fundación FIFA.