Publicidad

Caracas, 12 ene (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, condicionó este jueves la continuación del diálogo con la oposición, reanudado en noviembre pasado tras un año suspendido, a la liberación por parte de Estados Unidos de los más de 3.000 millones de dólares congelados por las sanciones y que ambas partes acordaron “rescatar” en favor de la población del país caribeño.

“Estamos esperando que el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica cumpla su palabra y libere los recursos de los 3.150 millones de dólares firmado con la (opositora) Plataforma Unitaria (PU), con la participación del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica. Esperamos ese depósito, pues, para seguir las conversaciones, para que tengan validez”, dijo el mandatario.

Durante su rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de contundente mayoría oficialista, el jefe de Estado recordó que, el 26 de noviembre del año pasado, la delegación oficialista en el diálogo en México, encabezada por el presidente del Legislativo, Jorge Rodríguez, firmó un acuerdo social con la PU para “rescatar 3.150 millones de dólares”.

Parte de esos recursos, prosiguió, serán invertidos para mejorar los servicios básicos, entre los que mencionó el agua y la electricidad, además de la infraestructura escolar y sanitaria.

Tras un año suspendidas, el Gobierno de Maduro y la oposición reanudaron las negociaciones en noviembre y firmaron el Segundo Acuerdo Parcial para la Protección del Pueblo Venezolano para recuperar más de 3.000 millones de dólares retenidos en el sistema financiero internacional debido al bloqueo.

A fines de noviembre, las partes negociantes en México aprobaron la creación de un fondo fiduciario para manejar este dinero, que será diseñado y ejecutado por Naciones Unidas, aunque no está definido cuándo empezarán a llegar los recursos.

Publicidad