Fotografía de la desembocadura del río Miami en la Bahía de Vizcaya, el lunes 26 de julio de 2021, en Miami, Florida (EE.UU.). EFE/ Ana Rosa Mengotti

Miami, 27 jul (EFE).- Miami, “la ciudad mágica” fundada por una mujer, hispanohablante como ninguna otra gran urbe en EE.UU. y con una población creciente y diversa, cumplirá 125 años este miércoles en vías de agregar a sus múltiples caras la de centro innovador y tecnológico.

Este icono turístico tropical, retiro dorado de jubilados, capital mundial de los cruceros y del exilio cubano, alguna vez nido de mafiosos y luego de los “cow boys de la cocaína” y puente entre Estados Unidos y América Latina se fundó el 28 de julio de 1896 gracias a Julia DeForest Tuttle (1849-1898).

La empresaria hotelera y terrateniente le cedió al magnate ferroviario Henry M. Flagler parte de sus tierras en la zona donde el río Miami desemboca en la bahía de Vizcaya, a cambio de que extendiera la línea férrea hasta ese lugar por entonces remoto e inhóspito al que la mejor manera de llegar era por vía fluvial.

Pocas grandes ciudades en el mundo han sido fundadas por mujeres. En EE.UU. no hay ninguna otra, pero en América Latina Santiago de Chile tiene entre sus fundadores a la española Inés Suárez.

NO SOLO TURISMO

Fotografía de la Torre de la Libertad, el edificio de que es considerado el símbolo del exilio cubano, el lunes 26 de julio de 2021, en Miami, Florida (EE.UU.). EFE/ Ana Rosa Mengotti

Con motivo del 125 aniversario, el alcalde de Miami, el cubano-estadounidense Francis Suárez, ha invitado a los miamenses a celebrar la “rica historia y diversidad cultural” de su ciudad, sin olvidarse de pensar en cómo adaptarla para el futuro.

El mazazo que supuso la pandemia de la covid-19 para el sector turístico se sintió de manera acusada en Miami (el número de visitantes internacionales se redujo un 64 % en 2020), lo que puso en evidencia la necesidad de diversificar la economía local.

El alcalde Suárez lidera los esfuerzos por proyectar a Miami como un centro tecnológico y de innovación, algo que precisamente ha cobrado más fuerza con el traslado de empresas desde otros estados hasta el sur de Florida a raíz de la pandemia de covid-19, por razones fiscales y la rápida reapertura de la economía.

Según datos oficiales publicados con motivo del Almuerzo de Innovación, el primer acto del programa por el 125 aniversario, las startups tecnológicas de la zona recibieron en el último año 2.000 millones de dólares de financiación de empresas de capital riesgo.

Esa suma coloca a Miami en el puesto número ocho de la lista de ciudades estadounidenses con mayor actividad de capital riesgo.

Capital del capital para los emprendedores es un título que todavía le viene grande a esta ciudad de 142 kilómetros cuadrados de extensión que aporta 500.000 habitantes a los más de 2,7 millones que tiene el condado de Miami-Dade.

Para desarrollar un ecosistema tecnológico completo, Miami necesita desarrollar talento, mejorar la infraestructura digital y promover la creación de redes de emprendedores, según señalan sus autoridades.

HISTORIAS DE MIAMI

Fotografía de la llamada Casa Wagner, la casa más antigua que queda en pie en Miami, el lunes 26 de julio de 2021, en Miami, Florida (EE.UU.). EFE/ Ana Rosa Mengotti

Si se tiene en cuenta en lo que en solo 125 años se han convertido aquellos manglares plagados de mosquitos y castigados periódicamente por tormentas y huracanes que eran los dominios de Tuttle, la tarea no parece imposible.

El Museo de Historia de Miami, que esta semana inaugura una exposición con motivo del 125 aniversario, ha publicado en su web diversos artículos sobre cómo se creó y desarrolló la ciudad.

En uno de ellos se revela que el apodo de la “ciudad mágica” es tan viejo como Miami y se debe a un periodista al que Flagler le encargó que escribiera un artículo con cosas positivas de la naciente ciudad con vistas a promover sus desarrollos inmobiliarios.

En otro se explica que el 28 de julio de 1896 acudieron a la convocatoria para fundar la ciudad de acuerdo a los requisitos de entonces 368 hombres -las mujeres no tenían derecho al voto-, los cuales, además de escoger el nombre de Miami, eligieron a los primeros funcionarIos y confirmaron los límites del municipio.

De aquellos 368 hombres, 162 eran afroamericanos que trabajaban con un contratista al que se le encargó allanar el terreno y trazar las calles para el Royal Palm Hotel que Tuttle estaba levantando.

Para conmemorar el cumpleaños de la ciudad la Alcaldía organizó una fiesta para el mismo 28 de julio en el Museo de Arte Pérez (PAMM) y a lo largo de los próximos días se van a celebrar actos en sus distintos barrios, algunos como Little Havana y Little Haiti, ligados a comunidades llegadas de otros países.

La Oficina del Censo de EE.UU. cifró en 2019 en más de un 69 % el porcentaje de residentes en Miami que son hispanos, con los cubanos a la cabeza, y en un 65,8 % el de los habitantes que hablan español.

Más del 50 % de la población no es nacido y criado en Miami, sino en otro país.

La diversidad cultural es lo que caracteriza y mueve a nuestra ciudad, dice Suárez siempre que viene al caso.

“It’s a Miami Thing” (Es una cosa de Miami), la exposición que abrirá sus puertas el jueves en el Museo de Historia con motivo de los 125 años de la ciudad, reflejará esa característica.

Entre los cientos de objetos que se mostrarán, algunos nunca antes expuestos, están algunos artefactos centenarios de los indios tequesta, otros hallados en el pecio del galeón español Nuestra Señora de Atocha, tejidos de la tribu seminola, dibujos del ornitólogo John James Audubon y una de las capas del famoso astrólogo puertorriqueño Walter Mercado.

Ana Mengotti/EFE