Publicidad

San Salvador, 12 feb (EFE).- Marlon Harold Cornejo, un magistrado suplente del Tribunal Electoral de El Salvador, aseguró este lunes a periodistas que el escrutinio final de la elección legislativa está siendo “transparente”, luego de que circulara en redes sociales una carta firmada por cuatro de sus colegas donde señalan que “no aceptarán decisiones que no sea emanadas de forma legal”.

En la carta que ha circulado en redes sociales, con fecha 11 de febrero, y de la cual el ente electoral no ha emitido opinión, los magistrados suplentes René Molina, Carmen Velázquez, María Blanca Paz y Sonia de Lemus manifiestan: “Ya no estamos en la posición de aceptar decisiones y actuaciones que no hayan sido emanadas en forma legal y correcta del pleno”.

Así como “declaraciones y compromisos que no hayan sido legalmente tomados y mucho menos tomados unilateralmente”, indican sin precisar.

Cornejo se desligó de dicha misiva y señaló: “solamente he firmado (cartas) de carácter técnico en cuanto al proceso de elección se refiere”.

“Reitero mi confianza en que el proceso de escrutinio definitivo está siendo transparente, se está respetando y garantizando la voluntad del elector”, dijo.

El magistrado no contestó al ser consultado por periodistas sobre si tenía conocimiento de la carta aparentemente emitida por sus colegas.

El diputado opositor Ricardo Godoy exigió este lunes al Tribunal Supremo Electoral que explique a la población lo contenido en dicha misiva.

“¿Decisiones unilaterales y compromisos con quién?”, escribió en la red social X Godoy, diputado de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha).

El escrutinio final de la elección de diputados a la Asamblea Legislativa, celebrada el pasado 4 de febrero, comenzó el domingo entre señalamientos de ilegalidades en el proceso y la decisión del partido Arena de retirarse del mismo porque aparentemente el ente colegiado “no da las condiciones de un proceso transparente”.

Medios locales han reportado en redes sociales sobre la aparición de papeletas con doble marcación de banderas entre los votos válidos pese a que deberían estar entre los nulos, además de supuestas modificaciones a los recuentos en mesas y de limitaciones a periodistas para observar el escrutinio.

Son 300 mesas de escrutinio las que se han instalado en el Gimnasio Nacional Adolfo Pineda, en San Salvador, para dicho proceso.

Según el presidente Nayib Bukele, sin que se haya realizado el recuento preliminar por fallas en el sistema de transmisión y en los equipos informáticos dados a los colegios electorales, el oficialismo sumaría 58 de 60 escaños.

Representantes de partidos, como Vamos y Nuestro Tiempo (NT), señalaron el domingo que el ente electoral decidió que los votos catalogados como nulos o impugnados no fueran revisados.

El Tribunal Electoral declaró el viernes a Bukele, del partido oficialista Nuevas Ideas, como ganador de los comicios presidenciales al oficializar los resultados del escrutinio final, que le dieron al actual mandatario un 82,66 % de respaldo electoral.

Publicidad