Publicidad

Manchester, 16 mayo.- Después de un periodo complicado sin victorias, el Manchester United logró un crucial triunfo por 3-1 ante el Newcastle en un emocionante enfrentamiento que mantiene vivas sus esperanzas de clasificarse para competiciones europeas. El decisivo encuentro se produjo tras tres juegos sin ganar, incluyendo dos derrotas consecutivas, y ahora todo se definirá en la última jornada de la Premier League, este domingo en el campo del Brighton.

El equipo dirigido por Erik Ten Hag se encuentra ahora tres puntos detrás del Chelsea, que ocupa el sexto puesto en la tabla, igualando en puntos al Newcastle, que sufrió un golpe en sus aspiraciones con esta derrota. El partido estuvo marcado por la falta de estabilidad defensiva de ambos equipos, y aunque el Manchester United comenzó con un intento fallido de gol por parte de Casemiro, fue Kobbie Mainoo quien rompió el empate a la media hora con una excelente jugada colectiva iniciada por Amad Diallo y dejada pasar por Bruno Fernandes.

El Newcastle respondió con un juego abierto, y Bruno Guimaraes se destacó como una amenaza constante. A pesar de que lograron igualar al comienzo de la segunda mitad gracias a un gol de Anthony Gordon, el United retomó la ventaja con un tiro de Amad Diallo tras un córner. El portero del Newcastle, Martin Dubravka, no pudo hacer nada para detener el disparo perfecto.

El Newcastle tuvo oportunidades de igualar nuevamente el marcador, pero se encontró con un Andre Onana en excelente forma, que realizó salvadas clave. Finalmente, fue una contra rápida liderada por Bruno Fernandes y finalizada por Rasmus Hojlund la que selló la victoria para el United, mientras que el Newcastle solo pudo reducir la diferencia en el minuto 92 con un gol de Lewis Hall.

Con este resultado, el Manchester United sigue en la lucha por un lugar en Europa, mientras que el Newcastle deberá reevaluar sus opciones tras este segundo revés consecutivo.

Publicidad