Chicago (EE.UU.), 17 abr (EFE).- Más de mil manifestantes se reunieron el viernes por la tarde en el barrio Logan Square de Chicago para exigir justicia tras la divulgación del video de la muerte a tiros por la policía de Adam Toledo, un niño de 13 años.

El video fue publicado por una agencia que se encarga de investigar los casos de uso de fuerza letal, y provocó un clamor público nacional.

Las imágenes muestran a un agente disparando fatalmente a Toledo, que tenía las manos en alto, durante una persecución que ocurrió el pasado 29 de marzo en el barrio hispano de La Villita.

Toledo estaba acompañado por Rubén Román, de 21 años, quien aparece en otro video disparando un arma. Se separaron al ser perseguidos por la policía, y Román fue arrestado mientras otro agente persiguió a Toledo.

La Fiscalía del caso alegó que Toledo traía una pistola en las manos al momento en que el oficial le disparó. Sin embargo, el video, grabado por una cámara policial, parece mostrar que las manos del niño estaban vacías cuando el agente abrió fuego.

En una entrevista en directo en CNN el viernes, el presidente del sindicato de policía de Chicago, John Catanzara, alegó que Toledo era un miembro recientemente iniciado en la violenta pandilla de los Latin Kings. Aseguró que Toledo tenía un tatuaje recién hecho con un símbolo emblemático de la pandilla, que en los años recientes ha sido acusada de crimen organizado, narcotráfico, asaltos y asesinatos.

Catanzara dijo a CNN que el comportamiento del oficial estaba “justificado cien por ciento”, y que las acciones del oficial fueron “en realidad heroicas”.

Sobre las 19.00 horas locales, los manifestantes en Chicago empezaron a marcharse hacia la casa de Lori Lightfoot, la alcaldesa de la ciudad, que vive en el mismo barrio. Ayer Lightfoot había anticipado protestas tras la publicación del video, y pidió “que las personas se expresen pacíficamente”.

“Fue una tragedia increíblemente dolorosa”, dijo Lightfoot durante una conferencia de prensa en el Ayuntamiento. “En pocas palabras, le fallamos a Adam”.

Presente en la manifestación estuvo Toni Preckwinkle, la presidenta de la Junta de Comisionados del Condado de Cook y excandidata a la Alcaldía de Chicago. Lightfoot venció a Preckwinkle en una segunda vuelta electoral en abril de 2019.

EFE