Publicidad

Lima, 19 ene (EFE).- Desde primeras horas de la mañana de este jueves se han ido concentrando manifestantes antigubernamentales en varios puntos de Lima, de cara a la marcha convocada a las 16.00 hora local (21.00 GMT) autodenominada como “la toma de Lima” y que busca llevar al corazón de Perú su exigencia de renuncia de la presidenta Dina Boluarte.

Manifestantes participan en la "toma de Lima" hoy, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar

El centro de la capital peruana se está llenando de forma progresiva de cientos de manifestantes que participarán en la gran marcha convocada por organizaciones sociales, sindicales y regionales.

Manifestantes participan en la "toma de Lima" hoy, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar

Las inmediaciones a la Corte Superior de Justicia, el Paseo de los Héroes Navales, las avenidas Manco Cápac y Alfonso Ugarte contaron por la mañana con grupos de protestantes que según la ruta difundida se encontrarán en la Plaza Dos Mayo para comenzar la marcha.

Además, manifestantes acampados desde hace dos días en el campus de la Universidad San Marcos, llegados de diversas regiones del país, salieron escoltados por la Policía hacia el centro de la ciudad.

Las protestas exigen la dimisión de Boluarte, el cierre del Legislativo, la convocatoria de una asamblea constituyente y de nuevas elecciones, y también recuerdan a los muertos en enfrentamientos con las fuerzas del orden en distintas partes del país.

El gerente de Seguridad Ciudadana de Lima, Abdul Miranda, dijo en la emisora RPP que hasta el momento las movilizaciones en la capital se vienen realizando de manera pacífica.

El ministro de Trabajo y promoción de Empleo, Alfonso Adrianzén, pidió este miércoles a los empleadores facilitar el teletrabajo ante la marcha, puesto que según sus palabras, no saben “si continuarán o no actos que podrían desbordar en actos de violencia”.

Medios locales han reportado la suspensión de venta de billetes en estaciones de bus en la ciudad y el cierre de algunos negocios y oficinas bancarias.

Este miércoles, varios líderes de las manifestaciones afirmaron en una rueda de prensa que en su país no habrá “democracia ni paz”, si Boluarte no renuncia a la jefatura del Estado.

El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Gerónimo López, agregó que, así Boluarte renuncie al cargo, las manifestaciones continuarán si no se produce también un cambio en la mesa directiva del Congreso, que preside el conservador José Williams Zapata.

Boluarte no tiene vicepresidentes por lo que una renuncia suya implicaría que el presidente del Congreso asuma la jefatura del Estado por sucesión constitucional.

Durante la rueda de prensa, celebrada en la sede de la CGTP, los dirigentes insistieron en que este jueves se realizará “un paro nacional cívico-popular con movilizaciones pacíficas”.

Desde que comenzaron las protestas al inicio de diciembre, y con una nueva muerte confirmada este jueves, 54 personas han fallecido en enfrentamientos con las fuerzas del orden y en sucesos relacionados con los paros.

Publicidad