Publicidad

París, 8 Junio.– El tenista salvadoreño Marcelo Arévalo, junto a su compañero croata Mate Pavic, se adjudicó por segunda ocasión el título de dobles masculinos en Roland Garros, superando en la final a los italianos Simone Bolelli y Andrea Vavassori con parciales de 7-5 y 6-3. Este triunfo marca un nuevo hito en la carrera de Arévalo, quien ya había hecho historia en 2022 al convertirse en el primer centroamericano en ganar un Grand Slam, en esa ocasión con el neerlandés Jean-Julien Rojer.

A sus 33 años, Arévalo continúa solidificando su posición entre los élites del tenis de dobles, llegando al torneo parisino posicionado en el decimotercer lugar del ranking mundial de esta categoría, alcanzando su punto más alto como número 5 mundial tras su victoria anterior en París.

El éxito en París fue compartido con Pavic, un experimentado doblista que a sus 30 años y previamente posicionado en el 21º lugar del mundo en dobles, añadió su primer título de Roland Garros a un impresionante palmarés que incluye victorias en todos los torneos del Grand Slam, completando con este triunfo la codiciada carrera Grand Slam en dobles.

La pareja, novena cabeza de serie en el torneo, realizó un camino memorable hacia la final, destacándose su victoria en semifinales sobre los principales favoritos, Marcel Granollers de España y Horacio Zeballos de Argentina.

Durante la ceremonia de premiación, Arévalo no ocultó su emoción, expresando su felicidad y el significado especial de este triunfo, exhibiendo orgulloso una bufanda con los colores de El Salvador. Celebró el logro con su hijo Marcelito, quien le apoyó entusiastamente desde las gradas.

Pavic, por su parte, reflejó la importancia del trabajo en equipo y la perseverancia compartida, elementos que describió como cruciales para su éxito en el torneo. Con este nuevo triunfo, el dúo demuestra que la combinación de experiencia y tenacidad es una fórmula ganadora en el exigente circuito de dobles del tenis profesional.

Publicidad