Publicidad

San Salvador, 18 nov (EFE).- Más de 164.800 salvadoreños, hondureños y guatemaltecos fueron deportados, principalmente desde Estados Unidos y México, entre enero y septiembre pasado, un 93,5 % más que en 2021, según datos de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM) consultados este viernes por EFE.

El reporte de la OIM sobre las repatriaciones al Triángulo Norte de Centroamérica indica que El Salvador registró 11.577 deportaciones, Honduras 78.303 y Guatemala 74.974.

Con estos datos totalizan 164.854 deportaciones, de las que 77.383 se dieron desde Estados Unidos, 86.835 de México y 636 de otros países, lo que significa que en 2022 se dieron 79.664 deportaciones más que en los mismos meses de 2021.

Las repatriaciones de Estados Unidos en general se elevaron un 483,6 %, mientras que los casos solo de niñez y adolescencia tuvieron un incremento del 702,2 %, pasando de 2.349 en 2021 a 18.844 en la actualidad.

En el caso de México, el total de retornos se elevó un 22 % en general y los de menores de edad subieron un 5,4 %.

De los tres países, que históricamente han conformado una de las zonas más violentas del mundo, El Salvador es el que registra el incremento de deportaciones más pronunciado.

En 2021, los salvadoreños deportados fueron 4.626, lo que significa un incremento del 150,3 % en 2022, mientras que Honduras y Guatemala registraron alzas de 90,3 % y 90,2 %, respectivamente.

Los datos presentados por la OIM salieron de las gubernamentales Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) de El Salvador; la Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) y Secretaría de Bienestar Social (SBS) de Guatemala; y el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho).

Cada año, más de 500.000 personas procedentes de estos tres países intentan emigrar de manera irregular a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida, incluyendo miles de menores de edad.

Publicidad