Publicidad

Quito, 5 dic (EFE).- Más de 273.000 personas viajaron en el Metro de Quito sus primeros tres días de operación completa, según indicó este lunes el alcalde de la capital de Ecuador, Pabel Muñoz, que valoró que la puesta en funcionamiento de este sistema de transporte “salió muy bien”.

El Metro de Quito, construido por la empresa española Acciona con un coste de más de 2.000 millones de dólares, abrió definitivamente sus puertas el pasado viernes, diez años después del inicio de su construcción y luego de varias inauguraciones e intentos infructuosos por ponerlo en movimiento por parte de administraciones municipales anteriores.

Muñoz valoró positivamente el sistema de señalización de las estaciones y también el sistema de recaudación, en el que aún “se están puliendo alguno detalles”, mientras que consideró que se puede mejorar la “cultura metro”, en referencia al comportamiento de los usuarios y al cuidado de las instalaciones.

El primer transporte público subterráneo de Ecuador consta de una línea que recorre de norte a sur la capital del país a lo largo de 22,5 kilómetros en los que hay 15 estaciones, un trayecto realizado por un conjunto de 18 trenes en poco más de media hora.

El sistema está pensado para trasladar de 130.000 a 400.000 personas al día, si bien la afluencia de público ha ido aumentando paulatinamente desde el inicio de la operación y muchos usuarios aprovecharon el fin de semana para familiarizarse con esta nueva forma de movilidad en Quito.

También facilitó que durante el fin de semana la llegada al centro histórico de la ciudad de Quito, donde se vio una mayor presencia de viandantes hasta entrada la noche, algo que en los últimos tiempos no era tan habitual.

Publicidad