BERLIN, 19 dic (Reuters) – La Canciller Angela Merkel instó el sábado a los alemanes a evitar visitar a sus familiares por Navidad y a utilizar las videollamadas para mandar saludos, tal y como lo hacen aquellos que están en el extranjero, mientras el país sigue luchando contra la COVID-19. Alemania está lidiando con un aumento de las infecciones y muertes por coronavirus y los elogios a Merkel por haber domado la primera ola se han convertido en críticas por su aparente fracaso en abordar la segunda.

“Las mujeres y los hombres que están lejos de casa para garantizar nuestra seguridad saben lo que significa tener un contacto limitado con sus seres queridos”, dijo Merkel en su mensaje en vídeo semanal.

“Saben lo que significa sólo poder usar Skype durante un largo período de tiempo en lugar de estar juntos”, dijo, refiriéndose al sistema de videollamadas de Microsoft.

Alemania registró más de 31.000 nuevas infecciones y 702 muertes el sábado, según el Instituto Robert Koch. La cifra constituye el doble de las infecciones reportadas el 15 de diciembre, un día antes de que Alemania entrara en un duro confinamiento que se espera que dure al menos hasta el 10 de enero.

Alemania tiene previsto lanzar el 27 de diciembre la vacuna COVID-19 desarrollada por la alemana BioNTech y la compañía estadounidense Pfizer.