Publicidad

Ciudad de México, 8 ene (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó este domingo las invasiones de bolsonaristas radicales a las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema ocurridas en Brasilia y expresó el apoyo del Gobierno de México al presidente Lula da Silva.

“Reprobable y antidemocrático el intento golpista de los conservadores de Brasil azuzados por la cúpula del poder oligárquico, sus voceros y fanáticos. Lula no está solo, cuenta con el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo”, señaló el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Minutos antes, el canciller, Marcelo Ebrard, también había reprobado los actos violentos en Brasil y manifestó el respaldo del Gobierno mexicano a Lula.

“Frente a los acontecimientos en Brasil, manifestamos el pleno respaldo de México al Gobierno del Presidente Lula electo por voluntad popular. Rechazamos cualquier intento en contra de las instituciones democráticas que se ha dado ese pueblo hermano”, escribió el funcionario en su cuenta de Twitter.

Este domingo, seguidores de Bolsonaro invadieron las sedes del Parlamento, la Presidencia y la Corte Suprema, en Brasilia, en actos antidemocráticos que piden la intervención militar con un golpe contra el Gobierno de Lula.

Miles de partidarios de Bolsonaro, que rechazan la victoria de Lula en las elecciones presidenciales de octubre pasado, se movilizaron desde otros estados de Brasil en decenas de autobuses hasta la capital brasileña para los actos antidemocráticos convocados para este domingo.

Los radicales han acampado en los últimos dos meses en las puertas de los cuarteles militares de varias ciudades para exigir una “intervención” militar que impidiera la toma de posesión de Lula, la cual se verificó el pasado 1 de enero.

Lula no se encontraba en Brasilia este domingo, sino que había viajado a Araraquara, en el interior del estado de Sao Paulo, para analizar los daños provocados por las fuertes lluvias en la región.

Bolsonaro se encuentra actualmente en Estados Unidos, adonde viajó dos días antes de la investidura de Lula, al que no le entregó el cargo, sin previsión oficial de vuelta. EFE

csr/enb

Publicidad