Publicidad

El Cairo, 12 oct (EFE).- La liberación de los más de cien rehenes que se calcula que están capturados por Hamás en la Franja de Gaza es un asunto del que “es demasiado pronto para hablar” mientras continúan los intensos bombardeos israelíes sobre el enclave palestino, dijo a EFE un miembro del movimiento islamista, que el pasado día 7 llevó a cabo un ataque sin precedentes contra territorio israelí.

“Es demasiado pronto para hablar sobre la cuestión de los prisioneros sin que antes se detenga la agresión” sobre la Franja de Gaza, dijo a EFE Osama Abu Khaled, miembro de la oficina de miembros de Hamás.

Por otra parte, indicó que la organización está “haciendo contactos con todas las partes interesadas para detener la agresión”, sin aportar más detalles.

Asimismo, aseguró que Hamás sigue pidiendo que las organizaciones humanitarias “proporcionen ayuda urgente y rápida”, además de combustible y otros bienes básicos ante el bloqueo israelí de la franja de Gaza, donde más de 2,2 millones de sus habitantes se encuentran al borde de una catástrofe humanitaria.

Abu Khaled reiteró que el movimiento islamista, que controla Gaza desde 2007 y libra una guerra con Israel desde hace seis días, rechaza la apertura de un corredor humanitario al considerar que “tiene como objetivo imponer el desplazamiento” de los gazatíes.

“El pueblo palestino, con todas sus fuerzas, hombres, mujeres, niños y ancianos, preferiría morir antes que abandonar su tierra y sus hogares. Lo necesario es que se permita la entrada de organizaciones humanitarias”, apuntó.

En Gaza, los fallecidos son al menos 1.350 y 6.049 heridos por los ataques aéreos israelíes, y los hospitales están sin electricidad y con falta extrema de materiales que pusieron su situación al límite.

Las negociaciones entre Egipto y EE.UU. siguen para que entre ayuda humanitaria a Gaza y para el traslado de heridos que requieren ser tratados en Egipto, así como sobre una tregua propuesta por las autoridades egipcias, según las fuentes, que afirmaron que hasta ahora todas esas propuestas han sido rechazadas por Israel.

Los desplazados dentro de la franja de Gaza han superado los 338.000, aumentando así en 75.000 personas la cifra de civiles que han huido en un día de sus hogares dentro del territorio palestino, informó hoy la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA) de Naciones Unidas.

Publicidad