Publicidad

Caracas, 29 feb (EFE).- Miles de chavistas se concentraron este jueves en la principal autopista de Caracas para respaldar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una marcha a propósito de cumplirse 20 años de la declaración de la nación como “país antiimperialista”.

Simpatizantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, participan en un una marcha antiimperialista, este jueves en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

El multitudinario evento, que colapsó el tránsito en parte de la capital venezolana, congregó a los seguidores del chavismo de distintas partes del país que llegaron en buses desde el interior para participar en el acto, en el que fueron recibidos por el mandatario.

Simpatizantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, participan en un una marcha antiimperialista, este jueves en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

En su discurso, Maduro celebró la cantidad de personas presentes en la marcha y recordó que, hace 20 años, durante una concentración similar, el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) declaró el “carácter antiimperialista” de la llamada revolución bolivariana.

“Historia viva, pueblo vivo, legado vigente que sabremos defender con nuestra vida, junto a nuestro pueblo, para que a Venezuela ese imperio nauseabundo la respete más temprano que tarde. Que no se metan con la dignidad y la nobleza de un pueblo que hoy está más preparado que nunca”, afirmó.

Maduro aseguró que esta concentración es una muestra de la fuerza del chavismo, que está “apenas calentando el brazo para las batallas que vienen” y que se “lanzará” a las calles, “en su momento”.

“Este año 2024, año bisiesto, preparémonos para la más grande victoria del pueblo de Venezuela”, pidió el jefe de Estado.

Este lunes, el primer vicepresidente del gobernante PSUV, Diosdado Cabello, dijo que el chavismo apuesta a que Maduro sea su candidato a las elecciones presidenciales de este año, una aspiración que el jefe de Estado aún no ha hecho oficial.

De ser el candidato, Maduro competiría para su segunda reelección, tras la lograda en 2018 en unas presidenciales ampliamente cuestionadas por la oposición y la comunidad internacional, y gobernar por otro sexenio, hasta enero de 2031.

Publicidad