Ciudad de México, 3 oct (EFE).- Miles de personas caminaron este domingo sobre el emblemático Paseo de la Reforma de la Ciudad de México tiñéndolo de azul en defensa de la vida y de la mujer y en contra de la declaración de inconstitucionalidad por la Corte Suprema de la penalización del aborto en el estado de Cohauila, que ha sentado un precedente histórico en el país.
Los participantes de la marcha, que denominaron “A favor de la mujer y de la vida” y que fue convocada por organizaciones “provida” y las autoridades eclesiásticas mexicanas, se reunieron frente al Auditorio Nacional y a las 11:30 horas (16:30 GMT) partieron hacia el icónico Ángel de la Independencia, donde colocaron un escenario de grandes dimensiones en el que se leyó un manifiesto.
“Nos causa dolor que en septiembre la Corte nos haya orillado a confrontarnos como enemigos a las mujeres y a la vida humana de nuestros hijos. Nos empuja a pensar que hay que elegir entre la mujer que ha abortado o el respeto absoluto de la vida de su hijo desde la concepción”, afirma el manifiesto final de la marcha.
LA DECISIÓN DEL SUPREMO
El pasado 7 de septiembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México declaró inconstitucional la penalización del aborto, un precedente histórico que impide encarcelar a las mujeres y personal médico que les ayuden con consentimiento.
El aborto, cuya criminalización es competencia local, solo está despenalizado en cuatro de los 32 estados del país: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz.
El fallo, derivado de una impugnación de la extinta Procuraduría General de la República (PGR) contra el Código Penal de Coahuila en 2017, solo invalidó la legislación en Coahuila, pero establece un “criterio obligatorio” para todos los jueces, dijo Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN.
Desde el día que el Supremo tomó dicha decisión, movimientos en contra del aborto de todo el país se declararon en contra y anunciaron el evento de este domingo, a través del que propusieron un “gran acuerdo nacional” para proteger “a la mujer y la vida de todos los mexicanos”.
“Hoy estamos aquí porque creemos, porque confiamos, y porque amamos. (…) Estamos aquí porque queremos dejar de reprochar y dividir, y queremos construir y unir. Queremos un México unido, no un México dividido entre la vida o la muerte”, afirma el manifiesto.
“(Estamos aquí) para defender la vida del bebé, que ya tiene vida desde el primer momento en que el óvulo se fecunda. Hay que salvar al bebé y a la mujer porque muchas veces (abortan) porque son obligadas, porque se espantan, pero hay opciones”, declaró a Efe María Guadalupe Cárdenas, una mujer que acudió a la marcha.
SÍ A LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA
Los portavoces de la marcha rechazaron además, según un comunicado, que se obligue a los médicos a participar en los abortos, y exigieron que se respete “la conciencia y la ética profesional del personal de salud”.
El pasado 20 de septiembre, la SCJN de México invalidó la ley que permitía la objeción de conciencia médica por considerarla demasiado abierta y riesgosa para la salud del paciente.
La marcha se reprodujo también en más de 50 ciudades de México.
En México, según datos de la SCJN, se practican entre 750.000 y un millón de abortos clandestinos al año.

Manifestantes protestan contra el aborto hoy en la Ciudad de México (México). EFE/Carlos Ramírez
Manifestantes protestan contra el aborto hoy en la Ciudad de México (México). EFE/Carlos Ramírez