Ciudad de Panamá, 15 ene (EFE).- La empresa Minera Panamá, de la canadiense First Quantum Mineral (FQM) y que explota una gran mina de cobre, dijo este viernes estar sorprendida por la regalía de entre el 12 % y el 16 % planteada por el Gobierno panameño en la negociación de un nuevo contrato de concesión.

“Sorprende el cambio de metodología de cálculo de las regalías contenido en la propuesta del Gobierno, que continuamos trabajando”, dijo Minera Panamá en un comunicado.

El contrato-ley que dio vida a la concesión que ahora explota Minera Panamá, en el que se estableció una regalía del 2 %, fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en el 2018, y las negociaciones iniciadas en septiembre pasado buscan darle sustento jurídico a la explotación de la mina.

“Seguimos comprometidos en lograr un nuevo contrato como resultado de una negociación ganar-ganar”, agregó Minera Panamá en su breve comunicado.

La propuesta del Gobierno panameño a Minera Panamá, que tiene hasta el próximo lunes para responder, contempla una regalía “de entre 12 % y 16 % en base a las ganancias brutas”, el pago del impuesto sobre la renta (ISLR) – de lo que hasta ahora ha estado exenta – con tasa del 25 %, y la retención del impuesto para los pagos por intereses bancarios y de dividendos.

Se trata de una “propuesta muy sencilla”, basada es una metodología aplicada en países como Chile, que le debe dar a Panamá “con el precio actual del cobre, una cifra (anual) superior a los 400 millones de dólares”, dijo el jueves el ministro de Comercio e Industria (MICI), Ramón Martínez.

“Sin embargo y para garantizar que en el trayecto o en la vida de este contrato el Estado panameño reciba un monto mínimo garantizado, se ha pedido a la empresa que debe realizar una contribución fiscal mínima de 375 millones de dólares cada año. La única excepción es si el precio del cobre se desploma a menos de 2,75 dólares la libra”, agregó Martínez.

Estos montos representarían para el país “más de 10 veces el promedio anual (de dinero) recibido entre 2019 y 2021” de manos de la minera, dijo el MICI en un comunicado.

Ubicada en el distrito de Donoso, provincia caribeña de Colón, la mina Cobre Panamá, propiedad de Minera Panamá, es la “inversión privada más grande del país”, con unos 6.700 millones de dólares, ha destacado el MICI.

La negociación entre el Gobierno y la empresa comenzaron tres años después de que el Supremo declaró inconstitucional una ley de 1997 que avaló la concesión, dada primeramente a la ya extinta Minera Petaquilla, cuyos derechos recayeron tras varias ventas en Minera Panamá.

El fallo dio respuesta a un recurso presentado por el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM) al considerar que el proyecto era lesivo para el Estado y para los recursos naturales del país.

La negociación se ha desarrollado mientras un movimiento ambientalista ha planteado una propuesta ley para una moratoria indefinida a la minería, al tiempo que el Ejecutivo impulsa un diálogo sobre la actividad, a la que considera un motor formidable para la recuperación económica tras el duro golpe de la pandemia.

Publicidad