Publicidad

Ciudad de Panamá, 8 nov (EFE).- Los panameños necesitan conocer y valorar más la amplia diversidad cultural del país, que aún no “abrazan” con “cariño” pero que debe ser custodiada por las futuras generaciones como un símbolo de identidad.

La ministra de Cultura de Panamá, Giselle González, habla durante una entrevista con EFE, el 7 de noviembre de 2022, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Carlos Lemos

Así lo dijo a EFE en una entrevista la ministra de Cultura de Panamá, Giselle González, quien abogó por ampliar durante todo el año el orgullo nacional presente este noviembre, conocido como el “mes de la patria” por la celebración de fechas claves para la independencia del país de España y Colombia.

La ministra de Cultura de Panamá, Giselle González, habla durante una entrevista con EFE, el 7 de noviembre de 2022, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Carlos Lemos

Panamá tiene “una multiculturalidad que nos hace esta identidad que tenemos, pero todavía no la abrazamos con el cariño o con la importancia que deberíamos”.

“Nos falta recorrer grandes caminos para conocer cuál es la importancia de la cultura en nuestra sociedad. Somos multiculturales, pluriétnicos y sabemos quiénes somos, pero no profundizamos sobre eso”, añadió.

La líder de la cartera de Cultura -creada como ministerio en 2019- abogó para que “ese orgullo nacional que se ve en Fiestas Patrias” de noviembre durante todo el año.

“Creo que hay que empezar a destilarlo (el orgullo patrio) los 365 días del año y sentirnos orgullosos de nuestros bailes guna (etnia indígena), de esos saberes de los pueblos originarios, de la pollera chiricana (vestido folclórico de la provincia fronteriza con Costa Rica) , el tambor colonense (instrumento de un región caribeña con abundancia de afrodescendientes)”, agregó.

“Necesitamos sentir esa ‘panameñidad multicultural’ que corre por nuestras venas, abrazarla y sentirnos orgullosos, y poder entender que forman parten de nuestras vidas, de lo que somos hoy día, que también hay que preservarla y pasar a las futuras generaciones con el amor para que ellas también sean custodio”, expresó.

“ESPARCIR” LA CULTURA POR EL PAÍS

El Ministerio de Cultura de Panamá está creando centros culturales en los principales puntos provinciales con una diversidad de programas de bellas artes para “poder esparcir educación cultural a nuestros niños y jóvenes”.

“Si algo provee la cultura es justamente esa formación integral del ciudadano para poderle incorporar pensamiento crítico”, declaró.

González detalló que el próximo año estarán “recibiendo” las bibliotecas públicas “para establecerlas no solo como puntos de lectura, sino como puntos de encuentro cultural. Lo llamamos nuestro futuro albergue de pensamiento crítico para nuestros jóvenes”.

Respecto a la música, la ministra detalló a EFE que están trabajando en un convenio importante con la banda panameña de rock alternativo Los Rabanes – conocidos por temas como “Señorita a mi me gusta su style”- y con Alberto Gaitán – del dúo de productores musicales, compositores y cantantes panameños Los Gaitanes-.

“La música es uno de nuestros activos culturales de país, justamente por esa diversidad y riqueza de ritmo que tiene Panamá al ser pluriétnico y pluricultural”, apuntó González.

También comentó que no descartan crear programas con el género urbano mientras sea mediante “programas sociales que también los invite o motive a ese crecimiento integral por medio de la música.

“La música al final sería una excusa para poder llegar en ese modelaje integral, no sé cuántos Sech (cantante panameño de música urbana afamado internacionalmente) saldrían, pero sí sé cuántos muchachos se transformarían”, apuntó.

LA INSTITUCIONALIDAD, UN ASUNTO A TRABAJAR

“Lo más complicado es poder dejar una institucionalidad instalada. Ya tenemos la Ley General de Cultura, y estamos trabajando en su reglamentación”, apuntó González.

La ministra espera que para el próximo mes de diciembre se haya entregado la reglamentación de la Ley de Cultura, con la que esperan “iniciar todos los procesos para tener un plan nacional de cultura, que nos brinda las herramientas claves para poder definir la hoja de ruta del país en los próximos ocho años”.

Según González, el Ministerio de Cultura con solo tres años afronta como su mayor dificultad que el ciudadano entienda “su importancia, por qué el país tiene hoy en día un Ministerio de Cultura y para qué sirve”, concluyó.

Ana de León

Publicidad