Publicidad

MADRID, 11 ABRIL.- La ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, ha expresado la necesidad de establecer límites a los alojamientos turísticos en áreas conflictivas, respetando las competencias autonómicas. Además, anunció su intención de reunirse con las comunidades autónomas junto al ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, para abordar este tema.

Durante una entrevista en la Cadena SER, Rodríguez destacó que esta cuestión afecta directamente al mercado residencial y al acceso a la vivienda, considerando que el centro de Madrid, por ejemplo, no debería convertirse en un parque temático, sino en una ciudad habitable.

Respetando las autonomías En cuanto al respeto a las competencias autonómicas y locales, la ministra enfatizó la importancia de limitar la vivienda turística en mercados tensionados, priorizando el derecho a la vivienda. Destacó que comunidades como Cataluña, Andalucía y Canarias ya están tomando medidas al respecto, dado que esta situación está teniendo un impacto negativo en los precios del alquiler residencial.

Rodríguez señaló la necesidad de una regulación que tenga en cuenta la diversidad territorial, actuando con precisión quirúrgica en cada caso. En este sentido, mencionó que se está trabajando en colaboración con el Ministerio de Industria y Turismo y observando las directrices de Europa, considerando la intervención en el mercado como una posibilidad planteada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Desafíos y acuerdos La ministra también abordó la percepción de electoralismo en las acciones del Gobierno en materia de vivienda. Negó estas acusaciones, señalando que la campaña electoral del Gobierno está aún lejos y que el enfoque actual es un llamamiento a todos los actores del sector para llegar a un acuerdo nacional que aborde de manera efectiva la crisis de vivienda en España.

En cuanto a la reunión programada con el presidente Pedro Sánchez y el sector financiero e inmobiliario, Rodríguez mencionó la importancia de evaluar las medidas tomadas hasta ahora y establecer nuevos objetivos. La vivienda, según sus palabras, es uno de los mayores problemas del país y requiere una respuesta conjunta y coordinada.

En relación al índice de vivienda para regular el alquiler, la ministra expresó su confianza en que más comunidades autónomas se adhieran a esta medida, lo que podría significar una reducción media del 30% en el precio del alquiler en zonas tensionadas.

Sobre el tema del “visado dorado”, Rodríguez destacó que se está estudiando su eliminación y que esta medida no resolverá el problema en toda España, pero sí tendrá un impacto significativo en algunos mercados específicos.

La ministra concluyó recordando que en los últimos años, el “visado dorado” ha representado una parte considerable de las operaciones, y que su eliminación se está considerando como parte de una estrategia integral para abordar la crisis de vivienda en el país.

Publicidad