Publicidad

Ginebra, 27 feb (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, denunció este martes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que el secuestro y traslado forzoso de niños ucranianos a la Federación Rusa es “probablemente el peor de los crímenes cometidos por Rusia”.

Estos menores, procedentes de los territorios ucranianos ocupados por el Ejército ruso, son forzosamente transferidos para posteriormente ser “adoctrinados o adoptados por familias rusas”, afirmó el ministro ucraniano en una intervención por vídeo durante el segmento de alto nivel del Consejo.

Kuleba también denunció desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, asesinatos, torturas y maltrato por parte de las fuerzas armadas rusas hacia los prisioneros de guerra y los civiles detenidos en estos territorios, unos hechos que, aseguró, han sido documentados por numerosos organismos de investigación de Naciones Unidas.

Ante esta situación, Kuleba instó al Consejo a ampliar por otro año el mandato de la Comisión Independiente de Investigación de la ONU sobre Ucrania, creada en 2022, a fin de garantizar una investigación “independiente, justa y adecuada” para que Rusia rinda cuentas por todas las violaciones y crímenes cometidos contra la población ucraniana.

Publicidad