Publicidad

La Paz, 14 mar (EFE).- El ministro de Justicia de Bolivia, Iván Lima, afirmó este jueves que la expresidenta interina Jeanine Áñez (2019-2020) está sentenciada porque se ha “determinado” que en 2019 hubo un ‘golpe de Estado’ y agregó que “pronto” responderá a otro juicio por la vía ordinaria, por la muerte de varios civiles.

El ministro se refirió al caso ‘golpe de Estado II’ por el que Áñez recibió una condena de 10 años de prisión en 2022, por resoluciones contra la Constitución e incumplimiento de deberes y por situarse ilegalmente en la línea de sucesión después de la renuncia del entonces presidente Evo Morales (2006-2019).

Jeanine Áñez asumió el 12 de noviembre de 2019 el mando interino del país como segunda vicepresidenta del Senado, dos días después de la renuncia de Evo Morales y de todos los funcionarios en línea de sucesión presidencial.

Lima dijo a periodistas que la expresidenta interina “no está en calidad de detenida preventiva, ella ha sido condenada y se ha determinado que en el país ha existido un golpe de Estado y ella está cumpliendo los diez años de privación de libertad, que han sido determinados por la Justicia boliviana”.

Además, anunció que se espera que este mes inicie el juicio ordinario contra Áñez por la llamada masacre de Senkata, un barrio de la ciudad de El Alto, contigua a La Paz, donde murieron una decena de civiles en enfrentamientos con la Fuerza Pública en 2019.

También señaló que está pendiente el juicio por la masacre de Sacaba, en la región de Cochabamba, en la que también fallecieron diez personas en 2019 en enfrentamientos entre civiles y militares y policías.

Varios de esos casos inicialmente fueron remitidos por la Fiscalía al Parlamento, para que en esa instancia iniciara un juicio de responsabilidades por su condición de exmandataria, pero el Ministerio Público los trasladó a la Justicia ordinaria.

Esta decisión fue denunciada como “ilegal” por parte de Ánez, la oposición boliviana y organismos internacionales.

Jeanine Áñez, que fue detenida el 13 de marzo de 2021, pidió este miércoles nuevamente al poder Judicial su liberación y culpó al expresidente Morales por la crisis política y social de 2019.

Asimismo, varios líderes políticos y activistas de Nicaragua, Cuba, Bolivia y Venezuela, como la líder opositora venezolana María Corina Machado enviaron mensajes de solidaridad a Áñez y expresaron su preocupación por el actuar de la Justicia.

“A tres años de la arbitraria e injusta prisión que está sufriendo Jeanine, desde Venezuela quiero enviarte toda la fuerza de los venezolanos que luchamos también por nuestra libertad, por que exista democracia en todos los países de América Latina”, sostuvo Machado en un video compartido en las redes sociales de la exmandataria boliviana.

En otro de los videos los activistas señalaron que “el ataque contra Jeanine no solo representa el ataque contra la democracia en todo el mundo. Representa la violencia y el abuso de un sistema judicial que no defiende la justicia, un sistema doblegado al Movimiento al Socialismo (MAS), un movimiento que no es más que otra promesa convertida en dictadura”.

Publicidad