Publicidad

Las Rozas (Madrid), 15 mar (EFE).- Tras la explosión del ‘caso Brahim’, con el futbolista decantándose por la absoluta de Marruecos y no por España, Santi Denia, seleccionador español sub-21, convocó para el parón internacional de marzo a tres futbolistas que podrían haber optado por defender la camiseta de otro país: Mateo Joseph, Dean Huijsen y Cristhian Mosquera, los ‘fichajes’ de Santi Denia.

La inclusión del primero es la más llamativa. Y es que el actual futbolista del Leeds disputó en 2023 diez encuentros con la selección sub-20 de Inglaterra, incluido el Mundial de la categoría.

Debutó el pasado 23 de marzo, hace casi un año. Y compartió mensajes de amor a Inglaterra en sus redes sociales. Cuando cayeron en el Mundial sub-20, quiso agradecer “la oportunidad y la ayuda” recibida por la Federación Inglesa a la vez que se mostró “seguro” de que esa generación “lograría grandes cosas”.

Sin embargo, su camino en las categorías inferiores de Inglaterra concluyó este viernes.

Nació en Santander en 2003. Comenzó en la cantera del Racing del Santander antes de pasar por la del Espanyol, hasta un verano de 2022 en el que hizo las maletas a Leeds, Inglaterra, país de nacimiento de su padre -su madre nació en España-.

Y en la cantera del club inglés creció rápidamente, hasta debutar en la Premier League meses después de su llegada.

Esta temporada, ha ido ganando protagonismo en el primer equipo, en la Championship, segunda división de Inglaterra, con el paso de los meses. Y su momento de gloria llegó en la FA Cup, cuando el 28 de febrero le marcó un doblete al Chelsea en Stamford Bridge, aunque el Leeds perdió 3-2 y fue eliminado.

Un rendimiento que le abrió las puertas para ser convocado por España, según desveló el seleccionador sub-21 Luis de la Fuente.

“Mateo estuvo en una prelista cuando era sub-19, yo era el seleccionador y él jugaba en el Espanyol. A partir de ahí se fue al Leeds y le seguimos sabiendo que jugó el Mundial sub-20 con Inglaterra. Creemos que nos puede dar cosas. Está en un buen momento. Creemos en Mateo a futuro, no solo para la sub-21, puede ser importante para el futuro de la federación”, explicó.

“Con Mateo no hemos hablado, yo no he hablado con él. Teníamos la información de que quería venir con nosotros y le hice el seguimiento. Ya tendré tiempo ahora de hablar con él”, añadió.

Los nuevos centrales

El entrenador de la selección española sub-21, Santi Denia, durante la rueda de prensa en la que anunció la lista de convocados para el amistoso contra Eslovaquia y el partido de clasificación para el Europeo ante Bélgica. EFE/Zipi Aragón

Una convocatoria de marzo de Santi Denia en la que aparecen dos defensas centrales que también podrían haber seguido su camino en otra selección, aunque con diferente pasado.

Uno de ellos Dean Huijsen, obtuvo la nacionalidad española por carta de naturaleza a finales de febrero, lo que le permite ser convocado por España.

Nacido en Ámsterdam en 2005, de padres holandeses, pero criado en Marbella (Málaga), donde se mudaron sus padres, desde los cinco años.

En 2021, la Juventus pagó casi medio millón de euros por hacerse con los servicios de un central de 16 años que pocos meses más tarde se estrenaría en las categorías inferiores de Países Bajos.

11 partidos con la sub-17, cuatro en la sub-18 y tres en la sub-19. Un total de 18 partidos con las inferiores de su país de nacimiento, siempre con Mischa Visser como técnico.

Sin embargo, para su etapa sub-21, eligió a España. Un central que llegó en verano a la Roma, cedido por la Juventus, bajo petición de José Mourinho. 1,98 metros de altura con 18 años, diestro pero manejador de las dos piernas en salida de balón y con personalidad -mandó callar a la afición del Frosinone, equipo que sonó para recalar como cedido, después de ser silbado y anotarles un gol-.

Una trayectoria que han seguido de cerca desde la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

“Tengo información de que quiere jugar con nosotros y cumple los requisitos. He visto todos los minutos que ha jugado desde verano. Sin muchos minutos en la Juventus y desde enero en la Roma. Nos puede dar mucho en el presente y, pensando en el futuro de la Federación y de la absoluta, puede ser importante. Nos puede dar mucho en estos partidos”, valoró.

“Es un jugador que juega de central, aunque en el último partido jugó de lateral derecho. Es diestro pero usa las dos piernas, tiene muy buena salida de balón, buen juego aéreo. Juega en Italia, donde el aspecto defensivo es importante. Es un jugador muy completo, de un perfil que nos gusta mucho en la Federación, con buen trato de balón, y que va a tener un futuro importante con nosotros”, explicó sobre las razones por las que le ha convocado.

Un caso bien diferente al de Christian Mosquera. Nacido en Alicante hace 18 años, y de padres colombianos, por lo que puede defender la camiseta ‘cafetera’. Eso sí, desde los 14 años, lo que demuestra su rápida irrupción, ha sido llamado por las categorías inferiores de la selección española.

Es más, Santi Denia le hizo debutar con España sub-19 en febrero de 2022. Le conoce bien, con 24 partidos a sus espaldas en las inferiores de España, y, unido al gran rendimiento que está dando siendo titular en el Valencia a pesar de su corta edad, le hizo ganarse su primera llamada con España sub-21, sin perder ojo a la absoluta.

“En la última convocatoria no entró, pero estaba en prelista. Se lo ha ganado. Lleva muchos partidos jugando como titular a un nivel muy alto, y tiene una experiencia muy grande jugando con nosotros, 24 partidos en categorías inferiores. Está comprometido con nosotros y esperemos que nos dé el mismo rendimiento que al Valencia”, explicó en rueda de prensa”, dijo Santi Denia.

Óscar Maya Belchí

El entrenador de la selección española sub-21, Santi Denia, durante la rueda de prensa en la que anunció la lista de convocados para el amistoso contra Eslovaquia y el partido de clasificación para el Europeo ante Bélgica. EFE/Zipi Aragón
Publicidad