Publicidad

Jerusalén, 4 mar (EFE).- Un adolescente palestino de 16 años murió la mañana de este lunes en el campo de refugiados de Al Amari, cerca de Ramala en Cisjordania ocupada, tras recibir disparos de las tropas israelíes, que llevaban a cabo una redada en el lugar.

El Ministerio de Sanidad palestino identificó a la víctima como Mustafa Abu Shalbak, de 16 años, que murió por los impactos de bala en pecho y cuello.

“A primera hora de la mañana, las fuerzas de ocupación irrumpieron en el campamento de Al Amari y estallaron enfrentamientos en los que se dispararon balas reales contra los jóvenes, hiriendo al niño Abu Shalbak en cuello y pecho, quien fue trasladado hospital de Ramala donde lo declararon muerto”, informó la agencia oficial palestina.

El sábado también murieron dos menores palestinos, uno de 16 y otro de 13 años, por disparos de tropas israelíes en dos incidentes separados en dos pueblos ubicados cerca de Ramala.

Wafa también informa de que durante la madrugada las tropas israelíes irrumpieron en Nablus, norte de Cisjordania, para derrumbar la casa familiar de Moaz Al Masry, un atacante palestino que mató a una familia colona, una madre y sus dos hijas de 20 y 15 años, en una carretera de la zona. Masry murió un mes después en una redada israelí.

El derribo de las casas familiares de atacantes palestinos es una práctica habitual, condenada generalmente por la comunidad internacional, la ONU y organizaciones de derechos humanos como una forma de castigo colectivo penado por el derecho internacional.

Cisjordania ocupada vive su mayor espiral de violencia desde la Segunda Intifada (2000-05), y en lo que va de 2024 al menos 91 palestinos han muerto por fuego israelí, según el recuento de EFE, tras cerrar 2023 como el año más letal en dos décadas con más de 520 muertos.

De lado israelí, han muerto nueve civiles en ataques palestinos, además de una soldado en una redada en Yenín.

El Ejército israelí intensificó sus ya frecuentes incursiones en Cisjordania tras el 7 de octubre de 2023, en paralelo a la guerra en la Franja de Gaza contra Hamás, y desde entonces han muerto al menos 420 palestinos en la zona en incidentes violentos con colonos o tropas israelíes, la mayoría milicianos o atacantes, pero también civiles, incluidos más unos 120 menores.

En ese periodo han detenido a más de 3.400 palestinos, de los que unos 1.500 son sospechosos de tener vínculos con Hamás.

Publicidad