Publicidad

(actualiza con nueva víctima)

Mogadiscio/El Cairo, 11 feb (EFE).- Cuatro soldados de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y otro de Baréin murieron ayer sábado en un ataque en una base militar de Somalia que se atribuyó el grupo yihadista Al Shabab, informó hoy el Ministerio de Defensa emiratí.

En un comunicado, el departamento identificó a los fallecidos como coronel Mohamed al Mansuri, los oficiales Mohamed al Shamsi y Jalifa al Balushi, y el cabo Suliman al Shehi, cuyos cuerpos llegaron hoy a Emiratos a bordo de un avión de las Fuerzas Armadas y fueron recibidos por altos cargos del país árabe.

El Ministerio de Defensa informó inicialmente de la muerte de tres de sus militares y de dos heridos, uno de los cuales falleció debido a sus lesiones “tras llegar al país como resultado de haber estado expuesto a un acto terrorista” en Somalia.

El ataque ocurrió en la base General Gordon en la capital somalí, Mogadiscio, donde los fallecidos participaban en una misión de entrenamiento del Ejército del país africano.

Los cuatro militares emiratíes y el bareiní murieron en un “acto terrorista” mientras “cumplían su misión para entrenar y calificar a las Fuerzas Armadas de Somalia como parte de un acuerdo bilateral”, según el Ministerio de Defensa de EAU, que dijo que está en coordinación con su contraparte somalí para realizar investigaciones.

Según medios somalíes, un militar del Ejército de Somalia abrió fuego contra las víctimas, mientras que de acuerdo con el portal informativo Garowe Online, ese uniformado perteneció en el pasado al grupo yihadista Al Shabab.

En un comunicado, Al Shabab se atribuyó el ataque y cifró el número de muertos en diecisiete, incluidos efectivos emiratíes.

El presidente de Somalia, Hassan Sheikh Mohamud, que la pasada noche visitó a los heridos en un hospital de Mogadiscio, condenó en X la “atroz operación terrorista” y envió sus condolencias a los EAU.

EAU y Somalia firmaron un acuerdo de cooperación militar y de seguridad en enero de 2023.

Somalia vive una intensificación de las operaciones militares contra Al Shabab desde que Mohamud anunció en agosto de 2022 una “guerra total” contra los yihadistas.

Desde entonces, las Fuerzas Armadas, respaldadas por la Misión de Transición de la Unión Africana en Somalia (ATMIS), han desarrollado ofensivas contra el grupo, en ocasiones con la colaboración militar de Estados Unidos.

Al Shabab, afiliado desde 2012 a Al Qaeda, perpetra a menudo atentados en Mogadiscio y otros lugares para derrocar al Gobierno central -respaldado por la comunidad internacional- e instaurar un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

El grupo controla zonas rurales del centro y el sur de Somalia y ataca también a países vecinos como Kenia y Etiopía.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Publicidad