Publicidad

Jerusalén, 2 abr (EFE).- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, admitió este martes que el Ejército israelí mató de forma “no intencionada” a los siete trabajadores humanitarios de World Central Kitchen (WCK) que fallecieron en la madrugada en la Franja de Gaza.

Publicidad