Publicidad

Jerusalén, 27 de mayo de 2024 – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, se refirió a la muerte de civiles en un reciente ataque israelí en un campo de desplazados en Rafah, en el extremo sur de la Franja de Gaza, como un “trágico percance”. Durante una sesión en la Knéset (Parlamento israelí) con familias de rehenes afectadas por el conflicto en Gaza, Netanyahu expresó su consternación por el incidente y aseguró que se está llevando a cabo una investigación.

“Estamos investigando el caso, esa es nuestra política. Para nosotros, cada daño a civiles no involucrados es una tragedia”, declaró Netanyahu. El conflicto en la Franja de Gaza ha sido devastador, con más de 36,000 muertes reportadas, de las cuales más del 70% son civiles, según fuentes locales.

La comunidad internacional ha expresado preocupación por la alta tasa de víctimas civiles y ha llamado repetidamente a ambas partes a tomar medidas para proteger a los no combatientes. Este último incidente en Rafah subraya la urgente necesidad de abordar la situación humanitaria en Gaza y buscar una solución que priorice la seguridad y los derechos humanos de los civiles atrapados en el conflicto.

Publicidad