RIO DE JANEIRO, 31 DIC.- El brasileño Neymar abandonó este miércoles su mansión en el litoral de Río de Janeiro y viajó a otro balneario, al tiempo que su asesoría negó que el delantero del París Saint Germain (PSG) francés esté organizando una polémica y multitudinaria fiesta de año nuevo pese a la pandemia de la covid.

Neymar abandonó su casa de playa en Mangaratiba, balneario en el litoral sur del estado de Río de Janeiro en el que pasaba unos días de descanso y en la que se supone que organizaría una fiesta que le ha rendido numerosas críticas, y viajó a Camboriú, un famoso balneario en el sur de Brasil y en el que también tiene residencia.