Publicidad

San José, 7 feb (EFE).- Nicaragua recibió un nuevo récord de 4.660,1 millones de dólares en concepto de remesas familiares en 2023 -que representan un 29,7 % de su producto interno bruto (PIB)-, de los cuales 3.841,1 millones de dólares provinieron desde los Estados Unidos, informó este miércoles en Managua el Banco Central nicaragüense.

Los nicaragüenses recibieron 1.435,2 millones de dólares más que lo captado en 2022, cuando sumaron 3.224,9 millones de dólares en remesas, es decir un 44,5 % más, precisó el banco emisor del Estado en un informe.

Los 4.660,1 millones de dólares recibidos en concepto de remesas familiares en 2023 representan un 29,7 % del PIB de Nicaragua. En 2022 representó un 23 %.

Las principales fuentes de origen de las remesas en 2032 fueron las procedentes de Estados Unidos con el 82,4 % (3.841,1 millones), seguido de Costa Rica con el 7,1 % (331,9 millones), y España con el 5,9 % (276,6 millones), destacó la entidad monetaria.

Las remesas procedentes de esos tres países representaron en su conjunto un 95,4 % del total, resaltó el emisor.

Las remesas procedentes de Estados Unidos sumaron un récord de 3.841,1 millones de dólares en 2023, 1.371,4 millones de dólares más que lo captado en 2022, cuando totalizaron 2.469,7 millones de dólares, es decir un 55,5 % más, subrayó la fuente.

Además, los 3.841,1 millones de dólares recibidos desde Estados Unidos superaron los 3.224,9 millones captados en 2022 de todos los países, según los datos oficiales.

Las de Costa Rica totalizaron 331,9 millones de dólares, un 20,3 % más con respecto a 2022 (275,9 millones), y las de España sumaron 276,6 millones de dólares, para un aumento interanual de 2,4 por ciento (270,1 millones en 2022), de acuerdo con la información.

El peso de las remesas en la economía nicaragüense

Nicaragua aumentó a un máximo de 5 % su proyección de crecimiento de la economía en 2023 y a un 4,5% en 2024, “sustentadas en el comportamiento de un conjunto de variables (exportaciones, recaudación, crédito, remesas, turismo, entre otras), así como la evolución positiva de los principales socios comerciales del país”, según el Banco Central, que aún no ofrece ese indicador.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento del 4 % de la economía de Nicaragua en 2023, impulsado por la captación récord de remesas familiares, y un 3,5 % en 2024.

El FMI esperaba que las remesas familiares alcanzaran alrededor del 28 % del PIB de Nicaragua a finales de 2023, el doble de su nivel de finales de 2021, impulsadas por el rápido aumento de los emigrantes nicaragüenses.

Cerca del 20 % del total de la población nicaragüense, calculada en 6,7 millones, vive en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y Costa Rica, y se estima que la mitad de ellos lo hacen indocumentados.

Un total de 217.052 nicaragüenses fueron retenidos en 2022 en la frontera sur de EE.UU., según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

Desde que en Nicaragua estalló la crisis en abril de 2018 han sido interceptados al menos 344.000 nicaragüenses en la frontera sur de Estados Unidos, según la CBP.

La crisis que atraviesa Nicaragua desde entonces ha provocado el mayor éxodo de su historia, superior incluso al de la década de 1980, cuando en el país se libró una guerra civil que dejó decenas de miles de muertos, según el informe “Situación de las personas nicaragüenses desplazadas forzadas”, elaborado por el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

Publicidad