Publicidad

Miami, 18 mar (EFE).- La cantante española Niña Pastori no tiene en mente echar el freno a pesar de las décadas de trayectoria a sus espaldas y más bien siente que está como “a mitad de camino”, esperando que venga lo mejor “ahora”, según dijo este lunes en entrevista con EFE.

“La sensación es otra, de serenidad, pero con ganas de seguir probando, investigando”, explicó Pastori en una videollamada, a pocos más de un mes de arrancar en Nueva York el tramo estadounidense de su gira ‘Camino’, en la que en casi todos los escenarios programados pondrá el pie por primera vez.

Al recital en la ciudad de los rascacielos el 25 de abril le seguirá al día siguiente otro en Washington, para luego continuar en Puerto Rico el 1 de mayo y desde ahí dirigirse a Florida, donde actuará en Miami (4 de mayo) y al día siguiente en Orlando. Salvo Miami, el resto de paradas supondrán un “estreno” para Pastori.

La cantante de flamenco, que viene de agotar localidades en el Lunario, de Ciudad de México, recalará en Estados Unidos y Puerto Rico con “miedo, ganas e ilusión”, como resume, convencida de que los retos son buenos para un artista.

Llegará con su más reciente disco de estudio, ‘Camino’, como carta de presentación, su primer disco con material inédito en cinco años y que en la última edición de los premios Latin Grammy de noviembre pasado se llevó un gramófono a mejor álbum de música flamenca.

“Hoy precisamente he recibido el original, me ha llegado a casa”, confesó Pastori, sobre el que es el quinto galardón que le otorga la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación, y que espera no sea el último.

Para el público estadounidense la intérprete de 46 años promete un repertorio “bonito y bien arreglado”, “hecho con el corazón” y ejecutado por una banda y coros inmejorables.

Lo suyo es la fusión con ritmos latinos, así como con las baladas, pop y rock, una propuesta identificable que se ampara en “la virtud” del flamenco, que es “una música muy rica a nivel rítmico” que le permite “colarse” en otros estilos que a priori no tienen que ver pero que “cazan perfectamente”, como explicó.

Cada proyecto es volver a empezar

Fotografía cedida por Darío Vázquez donde aparece la cantante española Niña Pastori. EFE/Darío Vázquez

La artista, que en 2021 publicó el recopilatorio ‘Seguir navegando’ y en 2018 el álbum ‘Bajo tus alas’, rinde un homenaje a lo vivido en lo personal y en lo profesional en sus 28 años de carrera con ‘Camino’ (2023).

Desde que subió por primera vez a un escenario a los 8 años de edad y publicara su primer disco a los 17, la de Cádiz se ha mantenido fiel a sus raíces flamencas, así como a sus ganas de experimentar.

“No puedes pensar que por conseguir vender tanto un disco ya está todo vendido, ya está todo hecho, ya está todo conseguido. Para nada. Yo creo que cada trabajo es un reto, que cada trabajo es volver a empezar”, recalca Pastori, quien no ignora que en la actualidad hay mucha oferta de artistas.

“Que te elijan otra vez de nuevo a ti para verte es un logro y es una cosa muy complicada”, reconoce, para luego agregar que la receta para lo anterior consiste en “seguir cada día trabajando, mejorando e intentar y hacerlo cada vez mejor”.

Con esa premisa, se alista para este 2024, que promete ser un año de mucho trabajo, tanto en España y a nivel internacional, con proyectos emocionantes de los que por el momento prefiere no adelantar.

Niña Pastori, por tanto, se mantiene con esa filosofía profesional y de trabajo que la ha convertido en una artista ícono para su generación desde que debutara en 1996 con su disco ‘Entre dos puertos’.  

“No tengo esa sensación de que haya pasado tanto tiempo, ha ido demasiado deprisa, pero es que está profesión va muy rápido y pasan muchas cosas a una velocidad tremenda”, asevera.

Lorenzo Castro E.

Publicidad